Producción y Trabajo avanzan en el ordenamiento del puerto de Deseado

Compartir

Con el objetivo de desactivar el conflicto que se generó en Puerto Deseado, a raíz de la divulgación de la venta de la planta que el Grupo Arbumasa; y a los fines de ordenar el funcionamiento en la terminal portuaria, el Ministro de la Producción, Comercio e Industria viajó junto al Ministro de Trabajo y Seguridad Social, para mantener una serie de reuniones con los diferentes sectores involucrados en la actividad.

Tras el arribo a Puerto Deseado, la prioridad en la agenda fue destrabar el problema suscitado en la localidad, para evitar que continúen entrando al puerto barcos poteros con carga remanente en sus bodegas, sin que se descargue la totalidad de la materia prima debido a la negativa de los estibadores.

Para ello, los ministros provinciales Gustavo Martínez y Julio Gutiérrez, acompañados por el coordinador General de la Unidad Ejecutora Portuaria de Santa Cruz, José Álvarez, y el secretario de Pesca, Harold Bark, llevaron adelante una reunión con todos los actores involucrados, entre ellos participaron autoridades municipales; legisladores provinciales y locales; Prefectura Naval Argentina; y representantes tanto del sector privado como de los sindicatos portuarios.

Durante el encuentro, Martínez reconoció la importancia que tiene la planta de Arbumasa, una de las primeras en instalarse en la localidad, pero explicó que, si bien la concreción de la venta es un negocio entre terceros, a quien la vaya a adquirir se le pondrán las mismas condiciones que a todas las empresas con presencia en la provincia, que se mantengan las fuentes laborales y que se las incrementen, al igual que la actividad en los puertos.

De esta manera, y teniendo en cuenta que se levantaron distintas voces de la provincia sobre este tema generando incertidumbre en los trabajadores, el Ministro de la Producción transmitió seguridad a las familias deseadenses, al garantizar que no habrá despidos ni cerrará la planta, “nadie va a quedar en la calle, la continuidad de los puestos de trabajo está asegurada”, afirmó al respecto.

Además, aclaró “sabemos que la planta que se está retirando tiene, actualmente, 80 operarios y entre seis y siete barcos en el puerto, por eso, también, quiero trasmitir tranquilidad sobre este punto, con la partida del grupo Arbumasa no dejarán de llegar buques, incluso ahora hay cuatro en el puerto y nadie los está descargando debido al conflicto”, reflexionó.

Una vez normalizada la situación en el puerto, se concretó una mesa de trabajo que tuvo como objetivo la confección del reglamento portuario a través del cual se marca postura con relación a como debe ser el trabajo en las terminales proturas santacruceñas, para regularizar y avanzar en su ordenamiento, formalizando los derechos y las obligaciones, a fin de recuperar la cultura del trabajo como propone el gobernador Claudio Vidal.

En este punto, cabe destacar la articulación con el ministro de Trabajo, Julio Gutiérrez, quien tuvo un rol destacado en los encuentros y estará a cargo de la posterior homologación del nuevo reglamento que regirá la actividad, que busca ordenar las tareas que se realizan allí, evitando el mal manejo interno del puerto e incentivando el respeto y el compromiso por parte de los trabajadores para que no se sigan perdiendo barcos.Operatividad del Puerto

Es muy importante detallar cual es la realidad portuaria de la localidad santacruceña, teniendo en cuenta que, según la información oficial brindada por la Secretaría de Pesca del Gobierno Nacional, los resultados de acumulación del volumen de descargas de productos pesqueros se incrementaron en un 54 % con respecto al mismo período en 2023.

En relación al detalle de las especies descargadas en el puerto de Deseado también es positivo el balance, observándose el mayor salto en el caso de la centolla que creció un 272 % en relación al año pasado; seguido por el calamar Illex con un incremento del 70 %.

Asimismo, se consolida y crece la actividad pesquera en Puerto Deseado, como resultado de las acciones que lleva adelante, desde el inicio de la gestión, el Gobierno de Santa Cruz, a través del Ministerio de la Producción, Comercio e Industria, con la mira puesta en que las terminales portuarias sean un motor para el desarrollo y crecimiento económico de la provincia.

Cabe subrayar que estos valores en alza también repercuten en la cantidad de puestos laborales en torno a los trabajos portuarios; las plantas de proceso; y todo el encadenado productivo que acompaña el desarrollo de la actividad.

También