Pablo Grasso: “Algunos piensan que esto es River-Boca y nosotros acompañamos en la Legislatura la emergencia que pidió el Gobierno de la provincia”

Compartir

El intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, abrió este sábado el Primer Foro Provincial de Concejales de Unión por la Patria en el gimnasio municipal Eva Perón. Participaron ediles de Puerto Santa Cruz, Río Turbio, 28 de Noviembre, El Calafate, Pico Truncado, Caleta Olivia, Puerto Deseado, Perito Moreno, Puerto San Julián, El Chaltén, Gobernador Gregores y Río Gallegos.

Grasso habló de las políticas de ajuste del Gobierno Nacional, pero también del provincial. Les pidió a los concejales trabajar juntos para llevarle soluciones a la gente y se refirió al crítico panorama político de Santa Cruz.

“Me acordaba de cuando hacíamos esta jornada de concejales y pensábamos en articular ideas juntos para visibilizar y resolver problemáticas que tiene la sociedad. Cambian los nombres, pero la política siempre sigue viva”, inició el intendente.

El intendente aseguró que “ahora la Nación tomó un rumbo contrario en que el Estado no tiene prácticamente presencia en la Argentina, especialmente en nuestra provincia” y que el Gobierno de Santa Cruz “busca el mismo camino”.

“Tenemos que decirlo -enfatizó el dirigente- porque hacemos política y no nos podemos quedar callados cuando hay un avasallamiento que no compartimos. Si no hablamos terminamos siendo cómplices de todas las malas decisiones políticas que se aplican en toda la provincia”.

Les recordó a los concejales que “los vecinos, en todas las localidades, confiaron en ustedes para que defiendan los intereses de los santacruceños”.

“Vemos con preocupación las eternas peleas del carbón; de sostener la política pesquera; de terminar una obra como las represas (despidieron más de 2200 personas y parece que no pasó nada); de discutir la política tributaria; con las regalías o la coparticipación; de cómo seguir trabajando con la minería; explotar el turismo y trabajar en políticas en comunes”, lamentó.

Grasso remarcó que “tenemos que trabajar juntos por si viene el Gobierno Nacional y el Provincial contra los Municipios. ¿Qué vamos a hacer? Cuando aprietan para sacarte recursos, hay que explicarle a la gente lo que está pasando. Están buenas las redes sociales, pero nos gusta poner el cuerpo y ver las demandas”.

“Más allá de esta capacitación y encuentro, tiene que ser de reflexión política. ¿Qué queremos hacer los que estamos acá? ¿Qué posición vamos a tomar? ¿Qué ideas tienen para resolver los problemas estructurales?”, les preguntó a los presentes.

El intendente dijo que “no se puede volver atrás porque la gente ya eligió y no nos podemos enojar con la población”. “Hay gente -siguió- que confía en nosotros y nos acompañan, eligiendo la continuidad de un proyecto político que quiere tener integración, resolución de los problemas, que busca ordenar el desorden”.

“Algunos piensan que esto es River-Boca y nosotros acompañamos en la Legislatura la emergencia que pidió el Gobierno de la provincia”, subrayó sobre la aprobación de la Ley de Emergencia Alimentaria y Administrativa.

“Nosotros damos las herramientas, pero también queremos que nos escuchen cuando no estamos de acuerdo. No lo estamos con los despidos, ni tampoco con compañeros que llegaron por este espacio, nos desconozcan y se vayan a otro lado por una camioneta o un contrato”, aseveró.

“Nosotros discutimos política y decimos las cosas. A ustedes les costó llegar a donde llegaron. Este proyecto político tuvo errores, pero también aciertos. Te apuntan con el dedo desde una casa que se la dio el peronismo o de un gimnasio que se hizo en el peronismo. Muchos de sus hijos se recibieron en las universidades públicas. Hay que decirle la verdad a la gente. Esto lo hacemos desde siempre. Venimos desde el peronismo: no hacemos un rejunte para ver que sucede”.

Grasso recordó que “los colegios no se caen por abandono de hace 40 años, sino por falta de mantenimiento” y expresó que “no hay política tributaria: nos sacan los subsidios al transporte público desde Nación y provincia y sale la Municipalidad de Río Gallegos a poner la plata para que sea menos traumático para los vecinos”.

“El Gobierno Nacional abandona la política alimentaria: estaría bueno que compren alimento para Caleta Olivia que tiene muchos despedidos. Al no tener estas políticas, salimos los Municipios a cubrir estas necesidades. Abandonan la obra pública en el orden nacional y provincial, y salimos nuevamente los Municipios. Lo mismo con la salud y está el Municipio con la atención primaria”, hizo hincapié.

“El Municipio –dijo Pablo Grasso-, en un momento, no puede más porque no tiene más dinero para poner. Nosotros ayudamos porque gobernamos para todos. No nos interesa el color político. Ahí se ve el peronismo”.

“Y ahora quieren para que paguemos las Cajas. Tienen 80 mil millones guardados. ¿Saben de quién es? De los Municipios. Están haciendo intereses con nuestra plata y encima nos quieren seguir sacando”, apuntó contra el Gobierno Provincial.

“Con los tarifazos de los servicios quedó demostrado en Caleta Olivia que no pueden relevar comercio por comercio para ver quien puede afrontar o no el pago. No va a funcionar. Ya les aumentaron un 600 por ciento y anuncian como noticia que lo podrán hacer en cuotas. Con el aumento del gas, ¿qué van a hacer los vecinos de Gobernador Gregores, de Perito Moreno y los de El Chaltén?”, reflexionó.

Grasso pidió a los presentes por “un movimiento político distinto” y dijo que “el que se quiera ir que se vaya”. “Nosotros hablamos y discutimos para seguir para adelante. Es mentira que estamos todos peleados. Tenemos responsabilidades de acompañar y cubrir”.

“Pareciera que muchos no se animan a hablar por represalia. ¿Qué represalia van a tener? ¿Qué aprietes nos van a hacer? Si no nos plantamos, van a avanzar y se va a naturalizar. Ayer recibí a los sindicatos de los trabajadores nacionales ante los despidos”, continuó.

“Nosotros siempre estuvimos del lado de la gente. Nos votaron porque somos peronistas y nos conocen. No tenemos que pintarnos de amarillo, haciéndonos los de derecha y hablar lindo. Nosotros siempre estuvimos del mismo lado, corrigiendo errores y profundizando los aciertos”, cerró entre aplausos.

También