Pablo Grasso acompañó a la comunidad de la cuenca carbonífera, a 20 años de la tragedia de los 14 mineros en YCRT

Compartir

Pablo Grasso, intendente de Río Gallegos, estuvo presente en las actividades que se hicieron por los 20 años de la tragedia de los 14 mineros en Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT).

Grasso asistió el jueves por la noche a la vigilia realizada en la rotonda en Memoria de los Mineros, con el tradicional encendido de antorchas.

Este viernes, el intendente de Río Gallegos acompañó a la ciudadanía de la cuenca carbonífera en la misa en la Iglesia Santa María de la Paz y en el acto central al Monumento del Minero, donde hizo entrega de una ofrenda floral.

De las actividades participaron familiares de las víctimas del 14 de junio de 2004, autoridades, miembros del gabinete provincial y los intendentes de Río Turbio (Dario Menna) y de 28 de Noviembre (Aldo Aravena).

En declaraciones con la prensa, el intendente contó que estaba con “sensaciones encontradas”. “Justo esta semana se votó la ley Bases en el Senado y los senadores de la provincia le dieron la espalda a la cuenca carbonífera, que tanto le dio a Santa Cruz y a la Argentina”.

“La palabra es valiosa y hay que cumplirla. No estoy solamente como vecino de esta ciudad, donde he vivido mucho tiempo, sino también como intendente de la capital de la provincia estando siempre al lado de la gente que tanto luchó para sostener la cuenca carbonífera”, explicó Grasso.

“Es momento de seguir peleando para que las cosas vayan cambiando y poder generar energía una vez por todas, con todos los minerales importantes que hay”, cerró.

También