La aclaración de Diego Martínez luego de los insultos que recibió Boca en La Plata

Compartir

El técnico y los jugadores xeneizes fueron apuntados por el público local, que interpretó que querían seguir jugando pese a la situación que atravesaba Javier Altamirano. “Nos pusimos a disposición de Estudiantes”, aseguró.

Luego de que se suspendiera el partido entre Estudiantes y Boca debido a la descompensación que sufrió Javier Altamirano, el plantel del Xeneize se fue insultado de la cancha porque muchos hinchas del Pincha entendían que querían continuar el partido pese a lo ocurrido. Sin embargo, el entrenador Diego Martínez salió a aclarar que no fue así, en línea con las declaraciones de su colega Eduardo Domínguez y el capitán rival, José Sosa.

Antes de retirarse del estadio, el técnico xeneize se detuvo a hablar con los periodistas y explicó lo ocurrido. “Queremos aclarar es que acá lo único y más importante es que Javier se encuentra bien, fuera de peligro, que por suerte queda en observación”, remarcó. Y continuó: “Y que desde que nosotros entendimos la situación y la gravedad de lo que pasaba, nos pusimos a disposición de Estudiantes, del cuerpo técnico, del cuerpo arbitral y con José Sosa, los árbitros y yo decidimos que lo mejor era suspender el partido. Eso lo quiero aclarar por cualquier malentendido”.

La bronca del público local se desató porque en primera instancia, el banco visitante no advirtió lo que ocurría con Altamirano. De hecho, en un momento se lo vio a Martínez dándole indicaciones a los jugadores. Sin embargo, ante la gravedad de lo sucedido, estaban igual de preocupados que sus colegas y se pusieron a disposición de lo que decidiera el árbitro.

Cuando la situación se calmó y se supo que Altamirano había sido estabilizado, Domínguez despejó dudas sobre el malentendido. “A los chicos de Boca les agradecemos porque apoyaron y nos dijeron que definiéramos según lo que necesitábamos”, manifestó el técnico del Pincha.

También