Homenaje al Teniente Mario Valko en la X Edición de la “Travesía del Pucará”

Compartir

Este domingo se llevó a cabo la décima edición de la “Travesía del Pucará” en la Reserva Provincial Barco Hundido, en homenaje al Teniente Mario Valko. Conversamos con Juan Heupel, quien compartió su experiencia y el significado de esta travesía.

Heupel expresó su satisfacción por el éxito de la jornada: “Estamos satisfechos y contentos porque se cumplió un nuevo objetivo. Esta travesía se remonta 42 años atrás, en plena guerra de Malvinas. Así como había acciones bélicas en las islas, en el continente también había movimientos militares en lugares estratégicos de la Patagonia. El avión Pucará, pilotado por Mario Valko, sufrió un desperfecto mientras patrullaba y terminó en el mar a 2 km de la costa. El avión se estrelló después de intentar aterrizar cerca de una casa en la zona del segundo barco hundido.”

El relato de Heupel destaca la valentía y sacrificio del Teniente Valko: “Un alguero de la zona intentó avisar a Caleta Olivia y, junto con buzos deportivos, logramos localizar el avión a 12 metros de profundidad tras tres días de búsqueda. El lugar, por haber sido escenario de esta historia, se convirtió en un sitio muy especial para mí.”

La “Travesía del Pucará” ha crecido desde sus inicios, sumando cada vez más participantes y actividades. “Empezamos a ir en grupos de cuatriciclos y un día surgió la idea de hacer un acto. Colocamos un mástil rudimentario y un pequeño equipo de audio para el himno. Desde la primera edición, la Fuerza Aérea nos ha acompañado con un vuelo rasante”, recordó Heupel.

En su décima edición, la travesía contó con la participación de vehículos 4×4, cuatriciclos, motos, corredores, caminantes y ciclistas en dos modalidades. “Esta travesía tiene una particularidad: no se programa cualquier día y horario, sino que depende de la marea. Debe ser un domingo con la marea retirada al mediodía para que tengamos tiempo de llegar y retirarnos.”

Este año, la travesía tuvo un componente especial: la familia del Teniente Valko asistió por primera vez. “Fue muy impactante porque se pudo cerrar una etapa. Conocer a sus familiares y establecer un vínculo con ellos fue un viaje sanador para todos”, concluyó Heupel.

La “Travesía del Pucará” no solo es un homenaje a un héroe, sino también una manera de recordar y valorar la historia y los sacrificios realizados durante la Guerra de Malvinas.

También