Día de la Bandera-Mensaje del Gobernador Claudio Vidal: “Por la libertad, la soberanía y el amor a la patria”

Compartir

Hoy, en este día tan simbólico y significativo para todos los argentinos, cuando nuestros cielos, fachadas, instituciones y calles se tiñen de celeste y blanco, conmemoramos con orgullo el Día de la Bandera. Este legado inmortal, regalo de Manuel Belgrano hace 212 años, un 27 de febrero de 1812, sigue resonando profundamente en nuestros corazones. La bandera que Belgrano enarboló por primera vez hace más de dos siglos no fue solo un paño de colores flameando al viento; se convirtió en un faro que guía a la dignidad y la autodeterminación al pueblo argentino.

Más allá de las victorias en los campos de batalla, Belgrano trazó con maestría las líneas de una nación incipiente en busca de su identidad, soberanía y libertad. Su espíritu nos llama hoy a defender esos valores, legados por su ejemplo. La bandera tiene que servir siempre para unificar, identificar, crear una historia colectiva y generar pertenencia. Todos los días debemos respetar y sentirnos orgullosos de cada uno de nuestros emblemas patrios. Porque nos hace bien, nos unifica y nos demuestra que no estamos solos en la lucha. La bandera nos une siempre bajo una misma causa, la de defender a la Patria.

Trabajemos por la unidad nacional, por todos aquellos que más necesitan. Todos los temas que nos preocupan caen sobre el conjunto de la sociedad, porque los argentinos somos un colectivo de identificación y nuestra bandera es el símbolo de ese colectivo que nos rescata y nos conmueve, y nos obliga a trabajar en busca del bien común. Belgrano fue un hombre multifacético: intelectual, economista, periodista, político, abogado y militar. Su legado va más allá de las armas; nos enseñó que la lucha por la independencia también se libra con ideas y valores. Sigamos su ejemplo al promover una educación pública de calidad y forjar ciudadanos críticos y comprometidos.

La educación es el cimiento de una patria grande, y el trabajo digno, su columna vertebral.

Ese es el camino que trazamos e iniciamos en nuestra provincia el 10 de diciembre de 2023, sellado en conjunto con nuestro pueblo en las elecciones del 13 de agosto. Nos comprometimos con la Educación, con el Trabajo, con la Producción y con la Honestidad. En la provincia tenemos muchos problemas, pero los santacruceños sabemos resolverlos trabajando. Nos levantamos todos los días con la misma convicción.

Conduzco un gran equipo de trabajo, juntos conformamos un gobierno que no se esconde, que acepta y propone resolver, que va hacia los problemas con determinación y coraje. Dimos vuelta una historia de 32 años que terminaron muy mal para casi todos, salvo para algunos que se beneficiaron a costa de la pobreza del resto. Amo mi pueblo, mi provincia, mi bandera y mi Patria. Tengo las ideas, la determinación y la responsabilidad de conducir el cambio. Me guían los valores de Belgrano y pienso honrarlos en cada paso. Esos valores nos permitirán defender nuestros recursos con dignidad, en un marco federal donde las decisiones que se tomen sean las que beneficien a la provincia y no solo al centralismo de la capital.

Ese es el sendero por el cual caminamos.

En ese sendero se encuentran el trabajo, el desarrollo productivo, la industrialización en origen, el valor agregado a nuestros recursos naturales, el cuidado de nuestro ambiente y la sanidad de la vida de nuestro pueblo santacruceño. La bandera ondea como recordatorio constante de nuestra identidad y responsabilidad. Cada argentino debe ser un soldado de la causa, defendiendo con convicción nuestra soberanía y fomentando el amor a la patria. No permitamos que intereses foráneos socaven nuestra voluntad ni que las injusticias internas debiliten nuestro tejido social.

Contemplemos nuestra bandera al viento y sintamos el orgullo de pertenecer a esta tierra. Cada sacrificio hecho por ella es un paso hacia un futuro mejor. Reafirmemos nuestro compromiso con una Argentina libre y soberana, de la misma manera en que la soñó Belgrano. Que en cada pliegue de nuestra enseña brille la esperanza de un pueblo que nunca se rinde. Con amor y esfuerzo, construiremos la Argentina que todos merecemos.

¡VIVA LA PATRIA!

También