Cristina Kirchner: “Lo que hace el Gobierno no es anarco-capitalismo, es anarco-colonialismo”

Compartir

La exmandataria se presentó en un acto este sábado 27 de abril a 21 años de la elección que llevó a Néstor Kirchner a la presidencia. Le pidió a Milei “dar un golpe de timón” a su política y dijo que el superávit que celebró “no tiene sustento”.

La exvicepresidenta Cristina Kirchner participó este sábado 27 de abril en un acto en Quilmes, organizado por la intendenta local Mayra Mendoza, en el que se inauguró el microestadio Néstor Kirchner. Allí brindó su primer discurso público en el gobierno de Javier Milei. Ya se había hecho ver desde el Instituto Patria apoyando la marcha universitaria el pasado martes. La fecha elegida coincide con el aniversario 21 de la elección presidencial del 2003 en la que ganó Néstor Kirchner con el 22% de los votos. 

La invitación para participar del acto llegó de la mano de Mendoza el pasado lunes, el mismo día que Milei eligió para anunciar el superávit financiero del primer trimestre.

A las 17 en punto Mayra Mendoza le dio la bienvenida a Cristina Kirchner para inaugurar el microestadio. “No hay mejor manera de homenajear a Néstor que con gestión, con trabajo y con obras”, comenzó la expresidenta y luego agradeció al intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi, por la inauguración de un Centro Cultural Kirchner en esa localidad.

“Me decidí a venir luego de escuchar al presidente Javier Milei sobre el inútil sacrificio del pueblo argentino“, aseguró. “Siento que estamos en el juego de la oca y que volvimos al punto de partida”; continuó. “Escuchar al Presidente decir que tiene superávit fiscal después de haber parado la obra pública, no haber pagado a las universidades, no pagar nada, no es así, es como si uno en su casa deja de pagar servicios, a la empleada doméstica y le queda plata, pero no hermano no es superávit”, enfatizó. “Creer que en Argentina el problema es el déficit fiscal, es no entender el mundo”.

“Nos quieren presentar las mismas políticas que recibimos cuando asumimos 21 años atrás”, sostuvo. Luego aclaró que no cuestiona la “legitimidad de origen” de la elección del Presidente, “pero la legitimidad debe consolidarse en la gestión“, siguió. “Néstor Kirchner no tuvo legitimidad de origen porque obtuvo el 22% de los votos, pero construimos la legitimidad en el gobierno, porque hermano, te puede haber votado el 60% de los argentinos, pero si hacés pasar hambre, aumenta la desocupación, no se puede llegar a fin de mes, de qué sirve esa legitimidad”.

“Este no es un gobierno neoliberal como el de Menem, tiene algunos puntos de contacto, como las relaciones internacionales, las privatizaciones”, explicó. “Cuando fuimos gobierno recuperamos algunas empresas que habían sido privatizadas, porque no somos ni privatizadores ni estatistas, recuperamos agua y energía, porque no había agua en todo el conurbano bonaerense ni había una sola línea tendida y luego recuperamos Aerolíneas Argentinas porque el estado pagaba el combustible y los sueldos de todos sus empleados”, detalló. “También recuperamos YPF porque queríamos recuperar la soberanía energética”, siguió. “También recuperamos las jubilaciones”, sumó.

Milei no tiene plan de estabilización, que sí lo tuvo el menemismo que fue la convertibilidad que se sostuvo por la venta del patrimonio nacional y por el endeudamiento”, sostuvo. “Un plan de estabilización no es solo la cuestión técnica, es una cuestión social y política; los empresarios, los consumidores, la sociedad tiene que creer en eso para que sea efectivo”. “Hoy no hay equipo, no le falta uno para el peso, le falta 30, 40, 90 para el peso“, agregó.

“Qué es el anarco capitalismo y la pista la dio el Presidente el lunes pasado, él dijo que la recuperación y el crecimiento va a venir de cuatro sectores: petróleo, gas, minería y el campo”, repasó. “Un sector que tiene crecimiento, pero tal como está planteado en nuestro país habla de un plan extractivista, es decir, llevarse todos los recursos naturales o sea pre capitalista, me hace acordar a la Argentina del Virreinato del Río de La Plata, más que anarco – capitalismo se parece a anarco – colonialismo y en eso no estamos de acuerdo”. 

“El otro problema es el de la desocupación, ese es el gran drama que se va a avecinar y el presidente debe comprender que debe dar un golpe de timón a esta política, eso de que el mercado no tiene fallas no funcionó con las prepagas porque tuvo que volver atrás y regular el precio”, destacó.

Luego Cristina Kirchner se dedicó a revisar el espacio propio: “Tanto se habló de mis tratos, de mi intensidad, de mis modales, pero después de este presidente soy la condesa María Eugenia de Chikoff, no me jodan más con esto, entonces no eran los modales…”

“En 2019 teníamos que reconstruir el modelo nacional y yo tenía que garantizar que se consolide el movimiento nacional de peronistas, kirchneristas y armamos lo que armamos y la gente nos eligió porque se acordaban de cómo estaban hasta el 2015, pero algunos creyeron que los habían votado por los buenos modales y terminamos como terminamos“, apuntó repasando el gobierno de Alberto Fernández sin nombrarlo.

Respecto a la educación, aseguró: “El presidente dice que adoctrinamos en los colegios, si hubiéramos adoctrinado él no sería el presidente”. “Tenemos que discutir en serio la educación, porque los recursos son escasos y tenemos que hacerlo valer”, indicó e hizo referencia a la discusión que intentó dar en 2012 y fue muy criticada por los sectores docentes.

Cristina Kirchner sobre la situación energética

“En 1992 se privatizó la energía y se tomó el modelo inglés de negocios, generación, por un lado, transporte por otro y distribución por otro y se dolarizaron las tarifas”, explicó. “Se creó un mercado mayorista y se creó CAMMESA”, siguió. “CAMMESA es la que compra y administra todo el mercado mayorista energético argentina, la preside el secretario de Energia, la integra, EDENOR, EDESUR, Techint, Aluar.”, detalló. “Cuando se cae la convertibilidad se pesifica el valor del transporte y la distribución, pero la generación y los contratos están en dólares”, especificó.

“Los contratos se incrementaron entre el 2016 y 2019”, apuntó. Luego detalló que durante su gobierno y el de Néstor Kirchner se aumentó la potencia de energía y la creación de líneas de alta tensión. La expresidenta detalló que en este año se incrementó el uso de energía renovable que, según presentó, implica los contratos más caros y que, desde el gobierno de Mauricio Macri, “le dan prioridad de despacho”. “Entonces estamos pagando una energía mucho más cara”, sentenció.

(fuente :Perfil)

También