Consejo de Cavallo a Milei sobre el dólar: no apurar la unificación del mercado de cambios

Compartir

La eliminación del cepo y la unificación del tipo de cambio han sido temas centrales de debate desde el inicio de la gestión de Javier Milei. Ahora, fue Domingo Cavallo, el ex ministro de Economía, quien compartió su postura acerca de las propuestas de campaña y la posibilidad de que se concreten en el corto plazo.

“Cuando el presidente Milei habla de unificar y liberalizar el mercado cambiario a mediados de año, o incluso antes, pareciera que tiene en mente que se pueden conseguir en los próximos meses las condiciones que permitirían tener éxito con esta estrategia. Mi impresión es que, si se adoptan decisiones correctas, estas condiciones difícilmente puedan conseguirse antes de fin de año”, planteó el economista en su blog personal.

Los argumentos:
Para justificar su postura, Cavallo enumeró una serie de argumentos en relación a la situación económica actual.

En primer lugar, planteó que el tipo de cambio CCL (contado con liquidación) no es un tipo de cambio verdaderamente libre, porque existen muchas restricciones para el acceso a este mercado por parte de quienes tienen exceso de pesos y estas restricciones desalientan al mismo tiempo la entrada de dólares a través de este mercado.


Además, sostuvo que la tasa de inflación mensual estará influida por una fuerte inercia. “Es probable que la caída de los salarios reales en el sector privado y las jubilaciones en el sector público hayan tocado ya su piso y de aquí en más tendrán que aumentar, mensualmente, a un ritmo no inferior a la tasa mensual de inflación del mes anterior”, sostuvo.

Asimismo, señaló que, si el ritmo del crawling peg activo no se ajustara a un ritmo más cercano a la tasa de inflación, los costos de producción en dólares tenderán a aumentar hacia niveles que desalentarían las actividades de exportación y las sustitutivas de importaciones, poniendo en peligro el superávit comercial luego que se agoten las divisas generadas por la cosecha gruesa y los stocks de insumos importados.

Qué hace falta para unificar:
“Para que las condiciones favorables a una reunificación y liberalización exitosa del mercado cambiario se consigan dentro del año 2024 será necesario desdoblar formalmente el mercado cambiario, para que en lugar del CCL funcione un mercado cambiario verdaderamente libre en el que el Banco Central y la CNV no intervengan”, comentó Cavallo.

“La devaluación del tipo de cambio en este mercado estará acotada por el incentivo a la entrada de capitales que emergerá de la eliminación de restricciones y del avance efectivo que ello significará en el proceso de liberalización cambiaria y la habilitación del dólar como moneda para el ahorro dentro del sistema bancario y el mercado local de capitales. Este proceso se verá facilitado si el Congreso sanciona el paquete fiscal que incluye una moratoria impositiva y un blanqueo”, agregó.


Por otro lado, aseguró que se debe ajustar el ritmo del crawl en el mercado comercial para que la brecha entre los dos mercados vaya desapareciendo de manera natural y no por manipulación del Banco Central.

Asimismo, sostuvo que se debe permitir que los bancos decidan libremente la tasa de interés que pagarán tanto por los depósitos en pesos como por los depósitos en dólares, así como la que cobrarán por los préstamos. “Se debe permitir que los Bancos puedan invertir en bonos del Tesoro con los excedentes de capacidad prestable no demandada por el sector privado, pero sin la prerrogativa de que el Banco Central esté obligado a recomprar esos bonos cuando los Bancos necesiten deshacerse de ellos”, agregó.

Para Cavallo, la clave del éxito de la reunificación y liberalización del mercado cambiario es que a partir de ese momento la tendencia del tipo de cambio unificado y libre tienda a apreciarse, de manera que para estabilizarlo, el Banco Central deba comprar reservas. “Si para estabilizar el tipo de cambio el Banco Central debiera intervenir vendiendo reservas, significaría que no se ha alcanzado la estabilidad macroeconómica aun cuando haya desaparecido el déficit fiscal. Esta es la razón por la que una reunificación y liberalización apresurada, digamos a mediados de año, corre el riesgo de fracasar”, opinó el ex ministro de Economía.

Desacelera la inflación:
En otro punto de análisis, Cavallo sostuvo que la inflación mensual siguió bajando en marzo, aunque dentro de un marco de “profunda recesión”.

“Los precios online de marzo se ubicaron en el 8%. Si la inflación calculada por INDEC, que incluye servicios y precios regulados se comportara en paralelo con la de los precios online de los meses anteriores, la tasa mensual estaría en alrededor del 10%”, advirtió, en concordancia con los expresado por el ministro Luis Caputo, hace algunas horas.

No obstante, recordó que los indicadores del nivel de actividad muestran una declinación muy acentuada. “No hay datos de marzo, pero mirando los indicadores en los meses de enero y febrero no caben dudas de que se ha entrado en una recesión profunda”, comentó Cavallo.

Fuente: Infobae

También