Carrizo: “No vamos a ser cómplices ni responsables de cuestiones que están mal”

Compartir

El intendente Pablo Carrizó realizó la apertura de sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante con un detalle de sus 94 días de gestión.

El jefe comunal afirmó que se trata de una realidad bastante compleja la que nos tocó asumir pero no imposible, acá hay un gran equipo de trabajo que se preocupa y ocupa de cada situación. La idea es organizarse, nosotros tenemos marcado el destino y sabemos a dónde queremos ir”, manifestó.

Frente a los cinco concejales, integrantes del Gabinete y público en general informó sobre la actual situación de la Municipalidad y sus proyectos a futuro.

En este marco anunció que recurrirá a la Justicia como resultado de algunos informes elaborados por secretarios sobre distintos sectores. “Los secretarios están haciendo informes que seguramente pasen a la justicia para que haga lo que tenga que hacer. No vamos a ser cómplices ni responsables de cuestiones que están mal”, enfatizó.

La presencia de los cinco ediles, además del acto protocolar, en otras actividades y reuniones refleja el acompañamiento a la gestión. “Tenemos que ser uno solo, dejar de lado las banderas políticas, tenemos que trabajar en conjunto el Ejecutivo y el Legislativo en beneficio de los vecinos de Caleta”, remarcó.

El intendente informó que se recibió una deuda (sólo del año 2023) de 522 millones de pesos y un gasto en pauta oficial de 130 millones. Se detectaron irregularidades como compras sin facturas por 400 millones y falta de documentación de patrimonio, además de ausencia de equipamiento, insumos y herramientas. Durante los últimos seis meses de la gestión anterior, se realizaron 197 ingresos de personal municipal.

En su discurso, se destacó el convenio de transferencia de dominio para la adquisición de 309 hectáreas destinadas a la planificación urbana. Un hecho sin precedentes en la historia local.

El mantenimiento de los establecimientos educativos fue otro de los puntos marcados por Carrizo, además de la cancelación del contrato de alquiler de la Casa de Caleta Olivia en Río Gallegos, la recuperación del predio de ENARSA y el pago de deuda a la Caja de Servicios Sociales. Además destacó la reactivación de la bloquera municipal y la incorporación de 55 personas desocupadas a la planta de fileteado de pescado.

De esta forma quedó manifiesto el compromiso de esta gestión con salir adelante. La planificación de una ciudad que mire al futuro y con responsabilidad y transparencia de cara a sus vecinos.

También