Ante la falta de respuestas del Gobierno, organizaciones sociales se presentaron en la sesión del Concejo Deliberante

Compartir

En una sesión cargada de expectativas, el concejal Carlos Aparicio presentó un proyecto de resolución exigiendo claridad sobre la distribución de alimentos vencidos en comedores comunitarios. La jornada contó con la presencia de numerosas organizaciones sociales que buscaban expresar su preocupación por la falta de suministros, aunque no se les permitió hablar debido a la negativa de tres concejales.

Durante la sesión, Aparicio destacó la urgencia de abordar la crisis alimentaria que afecta a las comunidades más vulnerables de Caleta Olivia. La denuncia de la concejal Daniela D’Amico de Río Gallegos sobre la venta de alimentos del programa “Crecer con Sabor” en comercios locales fue el eje central del proyecto de resolución presentado.

“Nos encontramos con la triste noticia de que alimentos destinados para los módulos estaban siendo entregados vencidos y vendidos en comercios,” declaró Aparicio, destacando la necesidad de transparencia y acción inmediata por parte del Ministerio de Desarrollo Social, Igualdad e Integración de la Provincia de Santa Cruz. “No podemos permitir que alimentos destinados a los más vulnerables terminen vencidos o en manos equivocadas”.

Organizaciones sociales en pie de lucha, la sesión contó con la asistencia de organizaciones que buscaban manifestarse respecto a la falta de suministros. Sin embargo, la moción presentada por Aparicio para permitirles hablar fue rechazada por dos concejales del oficialismo y una concejal de la oposición, quienes votaron en contra.

En este contexto, Sonia Paredes, referente de la Federación Nacional Territorial (FENAT), expresó su descontento: “Estamos atravesando una situación muy difícil y seguiremos luchando para que nuestras voces sean escuchadas”, y añadió “no quieren que los movimientos sociales expresen la realidad que hoy estamos viviendo. Vamos a seguir peleando por esto”.

El proyecto de Resolución presentado por Aparicio solicitó al Ministerio de Desarrollo Social de la provincia esclarecer los hechos relacionados con la distribución de alimentos vencidos. Aparicio subrayó que la denuncia se basa en informes de las y los vecinos y decomisos realizados por controles bromatológicos municipales, “necesitamos saber la verdad y que estos hechos no queden en la nada,” concluyó el concejal.

Además, criticó la gestión del gobierno nacional y provincial, insistiendo en la necesidad de una respuesta urgente y efectiva para asegurar que los alimentos lleguen a quienes más los necesitan. “Nos podemos permitir en un contexto de crisis silenciar a aquellos que trabajan incansablemente por el bienestar de nuestra comunidad”, apuntó.

También