Ambiente e INTA Santa Cruz colaboran en un mapeo nacional de microplásticos en cursos y cuerpos de agua

Compartir

Desde la Secretaría de Estado de Ambiente de la Provincia y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Santa Cruz, el equipo de Educación Ambiental colabora en la confección de un mapeo nacional sobre presencia de microplásticos en cursos y cuerpos de agua de Santa Cruz.

Entre los días 26 y 31 de marzo del corriente año, se realizó la colecta y caracterización de aguas en lagos y ríos de la región sur de la provincia de Santa Cruz, como parte de una iniciativa integral colaborativa de monitoreo de microplásticos en cuerpos y cursos de agua dulce en marcha, en la República Argentina. El proyecto, denominado MappA (Monitoreo y Análisis de la Contaminación Plástica en Ambientes Acuáticos), tiene como objetivo implementar una metodología estandarizada para comprender de manera integral la presencia, características y distribución de estas partículas en aguas superficiales continentales del país.

La Doctora María B. Alfonso, con sede en la Universidad de Kyushu (Japón), lidera el esfuerzo de colaboración que involucra a expertos en ciencias acuáticas de institutos y centros de investigación de Argentina, abarcando 117 sitios de estudio diversos, cubriendo la mayoría de las principales cuencas hidrográficas del país. Las aguas priorizadas en la provincia, en este primer estudio, consisten en las procedentes de los lagos Argentino y Viedma, así como de los ríos Santa Cruz y Gallegos.

Este proyecto busca llenar un vacío de conocimiento crítico, no solo para la investigación de microplásticos en ambientes de agua dulce, sino también para el Sur Global, ofreciendo información sobre el alcance de la contaminación de éstos y sus posibles implicaciones para los ecosistemas acuáticos y las sociedades con las cuales se vinculan.

El muestreo coordinado entre participantes se llevó a cabo durante el verano del hemisferio sur (diciembre de 2023 a marzo de 2024), bajo los mismos protocolos de monitoreo diseñados para estos diversos sistemas acuáticos, y basados en pautas internacionales. Los protocolos y los resultados del conjunto de datos del proyecto estarán abiertos a la comunidad siguiendo los principios de datos FAIR (encontrables, accesibles, interoperables y reutilizables). Esto incluye información sobre microplásticos (abundancia, forma, tamaño, color, tipos de polímeros), influencia antropogénica (uso de la tierra, población, distancia de los centros urbanos/carreteras, etc.) y variables ambientales (temperatura, precipitación, superficie, profundidad del agua, tiempo de residencia, flujo de agua, etc.), para cada sitio de estudio.

La relevancia social de esta investigación radica en la creación de una red interdisciplinaria y colaborativa de investigadores, con el potencial de informar políticas, impulsar esfuerzos de conservación y aumentar la conciencia pública sobre estos contaminantes emergentes.

Comprender la presencia y la naturaleza de los microplásticos en los sistemas de agua dulce de Argentina contribuye al conocimiento global sobre la contaminación plástica, y proporciona a las comunidades locales, los formuladores de políticas y los gobiernos información esencial para desarrollar intervenciones específicas, no solo en fuentes de consumo humano sino también para la producción animal.

En última instancia, la investigación promete fomentar prácticas sostenibles y salvaguardar recursos de agua dulce invaluables que sustentan la diversidad ecológica y la humanidad.

Los trabajos desarrollados han estado a cargo de profesionales pertenecientes a la Estación Experimental Agropecuaria Santa Cruz (INTA) y de la Secretaría de Estado de Ambiente de Santa Cruz, con la significativa colaboración de personas, instituciones y empresas del sector público y privado de la región.

También