Allanamientos interprovinciales desbaratan red de extorsionadores

Compartir

En un operativo coordinado entre varias jurisdicciones, la Policía Judicial y la Division de Investigación de Río Gallegos (DDI) llevaron a cabo allanamientos simultáneos en las provincias de Neuquén y Buenos Aires, logrando desarticular una peligrosa banda de extorsionadores que operaba en diversas localidades del país.

La investigación, iniciada en mayo del año pasado, comenzó tras la denuncia de dos casos de extorsión telefónica. En estos hechos delictivos, los perpetradores simulaban ser familiares de las víctimas, en su mayoría personas de la tercera edad, y exigían dinero a cambio de su supuesta liberación. En uno de los casos, la víctima depositó 10.000 dólares en una bolsa que fue recogida por los delincuentes.

La División Investigaciónes Río Gallegos lograron identificar a los sospechosos gracias a imágenes de cámaras de seguridad que captaron una camioneta Chevrolet S-10 blanca, utilizada por los extorsionadores. Tras un exhaustivo análisis de registros telefónicos y material fílmico, se estableció que los mismos individuos habían perpetrado delitos similares en otras ciudades, incluyendo un robo de 105.000 dólares y 3.500.000 pesos en Carmen de Patagones.

Con la colaboración de la División de Investigaciones de Lomas de Zamora, la Policía Federal y el Departamento de Delitos Económicos de Neuquén, se logró ubicar a uno de los sospechosos en la ciudad capital de Neuquén y al segundo en Buenos Aires en la localidad de Monte Grande, y en Parque Avellaneda C.A.B.A. Tras solicitar las medidas procesales pertinentes, se ejecutaron los allanamientos en los domicilios de los sospechosos.

En los procedimientos, llevados a cabo en Neuquén y Buenos Aires, se incautaron teléfonos celulares, computadoras portátiles y prendas de vestir que coincidían con las observadas en las imágenes de seguridad. Además, en el domicilio del hombre de 59 años se encontraron armas de fuego calibre 9 mm. y municiones, iniciando una causa paralela por tenencia ilegal de armas.

Ambos individuos quedaron a disposición de la Justicia Provincial, en espera de una resolución procesal definitiva. La desarticulación de esta red de extorsionadores representa un importante golpe a la delincuencia organizada. La investigación continúa para determinar si existen más implicados en estos delitos.

También