El Ingeniero Germán Stoessel regresó de su viaje de las Malvinas, en donde se dio un gusto personal y recorrió la isla en bicicleta además de visitar lugares históricos y rendir su homenaje a los soldados caídos. “Todos los isleños con los que hable me dijeron que estaba loco”, comentó.

Ya en la ciudad de Caleta Olivia, Germán Stoessel visitó los estudios de Frecuencia Patagonia 99.3 para comentar algunas experiencias vividas en su viaje. “Fue el viaje de mi vida. No quiere decir que los otros viajes no sean importantes, pero este es un viaje único. La idea de un argentino andando por su cuenta en la isla los descolocó, la policía misma me dijo que no iba a ser capaz de hacerlo, pero no me lo podían prohibir”.

“Llegué a la isla, saqué la bicicleta, la armé ahí mismo y salí a andar, unos 60km hasta Puerto Argentino. No me imaginaba tanta repercusión por mi viaje, porque es un viaje personal, uno llega a un lugar que siempre leyó y que siempre añoró, siempre está presente. En el avión me dio mucha ansiedad por bajarme”, relató Germán.

“El lunes le avisé a la policía lo que tenía pensado hacer y arranqué. En unas seis horas llegué, parando en el medio para sacar fotos y comer. Llegué alrededor de las 18:30 en una ruta de tierra compactada, y hay un cartel chiquito que dice Cementerio Argentino. Abrí la tranquera, en ese momento no había nadie, sólo el viento. Llegué a ese lugar, sólo y con el viento en la cara. Ahí se acabaron las palabras. Fue silencio. Lo recorrí, lo ví, me senté a los pies de la virgen y cuando se hizo la noche fui a ver dónde acampar, y un residente español me ofreció quedarme en su casa”, continúo su relato.

Germán Stoessel siguió comentando algunas experiencias vividas en un viaje inolvidable para él y que tuvo repercusión en toda la ciudad y la región, por lo que representa.

Fotos compartidas por Germán durante su experiencia.


🎙 Escuchá el audio de la entrevista completa:


Germán Stoessel en los estudios de Frecuencia Patagonia.

Comentarios

comentar