Toda actividad económica deficitaria tiene dos caminos para revertir su situación, el ajuste del gasto y el crecimiento de la actividad para promover más ganancias, claro que ambos pueden efectuarse simultáneamente, pero, si se apela solo al ajuste, éste, en algún momento se agotará, como sucede con un cinturón, cuando ya no se puede adelgazar más, no se puede ajustar más, porque luego prosigue la agonía.

El PBI en la gestión cambiemos no creció, es necesario que crezca todos los años ya que todos los años se incorporan muchos argentinos a la actividad económica, el PBI per cápita de Argentina sigue cayendo, El PBI de Chile es la mitad del de Argentina, pero su PBI per cápita es igual, algo absolutamente impensado hace algunos años atrás, lo que le toca a cada Chileno de su riqueza es hoy igual a lo que le toca a cada Argentino, y si la tendencia continúa, pronto será superior.

China, el Gigante Asiático, tiene un PBI veinte veces más grande que la Argentina, por ello durante las últimas décadas ha sido el país que más se endeudó, ya que en proporción con el tamaño de su economía los montos de las deudas contraídas resultan proporcionalmente aceptables.

Los Últimos datos de endeudamiento global indican que Argentina es el país emergente (Categoría que ganamos y perdemos en función de la ayudita que el J.P. Morgan le dé al gobierno) que más se endeudó, así es, más que China, aunque sea difícil de creer.

El desopilante endeudamiento Argentino comenzó con el pago a los fondos buitres, para pagar esa deuda el gobierno nacional tomó deuda, y como es característica de Cambiemos, a altas tasas de interés. Luego continuó contrayendo deuda, la que ya supera los 300 mil millones de dólares, lo que representa el 60 % de su PBI, mucho, muchísimo¡, para dimensionar pensá las consecuencias que sufriría tu kiosco si llega a deber todos los años el 60 % de lo que recauda.

Recurrir al financiamiento para invertir en un proyecto que generará nuevos recursos, suficientes para pagar los intereses y devolver el capital implica progreso, ahora, ¿a qué está dedicando el gobierno nacional la mayor parte de los fondos provenientes de la deuda?.

La mala noticia es que con ese dinero se están sosteniendo los desequilibrios de la Administración Pública Nacional; primero el Déficit Fiscal, caracterizado por el fuerte gasto financiero inflado por las altas tasas que pagamos a los bancos privados amigos de Luis Caputo, y una balanza de pagos negativa, es decir, la cuenta corriente en rojo; y segundo la Balanza Comercial, !y sí¡, a la diferencia entre lo mucho que el país importa y lo poco que el país exporta la está sosteniendo el Estado Nacional, o sea, el conjunto de los Argentinos hipotecando su porvenir.

Si bien Macri quitó muchos subsidios que estaban destinados a menguar el impacto de los precios de los mismos en los bolsillos de los asalariados, haciendo que los aumentos los paguemos los ciudadanos resignando poder adquisitivo, lo que el Estado Nacional paga solo en concepto de intereses de la deuda contraída, supera ampliamente al monto ahorrado por subsidios, ¡y sí¡, lamentablemente ahora el principal gasto del Presupuesto Nacional es el pago de los intereses de la deuda, llevémoslo al ejemplo de tu kiosco, imaginá que tu mayor gasto sea pagar únicamente los intereses a tu prestamista, como dijo el tano, ¡siamo quasi al forno! ¿No?.

Por Juan Balois Pardo

Comentarios

comentar