La actividad fue anunciada por un grupo de afilados en una conferencia de prensa la  falta de servicio sumado a la falta de repuestas genera que se intensifique  la indignación por el pésimo servicio de la obra social estatal provincial. Esta campaña también se hará en Change Org.

Afiliados Autoconvocados de la Caja de Servicios Sociales hicieron una  conferencia de prensa, donde presentaron  una serie de acciones para mejorar el sistema que está causando enormes perjuicios a los empleados públicos. Entre los oradores estuvieron Ruth Aguilar, Silvia Sayago, Alejandra Villagra (secretaria general de ADOSAC Caleta Olivia), Marcela Soria, Bibiana Suárez, Marta Martínez y José Avellaneda.

 

“la falta de compromiso con la ciudadanía con lo que padecemos de la gobernador Alicia Kirchner, vicegobernador Pablo González, ministra de Salud Rocío García, interventor de la CSS Marcelo Castro, la directora local de la Caja, Irene Quinteros; los senadores nacionales María Belén tapia, Eduardo costa, Ana María Ianni, y los diputados nacionales Roxana Reyes, Antonio Carambia, Máximo Kirchner, Juan Vázquez, Nadia Ricci, y diputados provinciales, intendentes y concejales” denunciaron

“Este repudio es porque ni siquiera se dignaron en enviar una nota para el encuentro de los afiliados damnificados, que fue el viernes pasado en el gimnasio del barrio Gregores” explicaron y luego anunciaron una campaña de firmas en toda la ciudad y por las redes sociales para que “cesen la intervención de la Caja de Servicios Sociales y rindan las cuentas; a los fines de la normalización de todos sus servicios y prestaciones de salud, en virtud de la crítica situación que vivimos trabajadores y jubilados provinciales, por la falta de prestaciones médicas y las consecuencias que ello conlleva”.

 

Este es parte del texto que expresaron:

 

“La Caja de Servicios Sociales (CSS) fue creada en 1964 como la entidad que se ocuparía de los aportes solidarios para cubrir los servicios de salud de los trabajadores del estado de la pcia de Santa Cruz a través de la Ley Nº 364. Debía ser conducida por un directorio conformado por un presidente, 3 vocales elegidos por el ejecutivo, 1 (uno) vocal por los activos y 1 (uno) por los pasivos -jubilados-.

 

Es decir que los trabajadores eran informados de la utilización de sus aportes.

 

Pero en 1985 la CSS fue intervenida a través del Decreto Nº 1514 por el entonces gobernador Antonio Puricelli para “ordenarla” según los objetivos de ese instrumento legal.

 

Hoy 2018, se encontraría en problemas ya que no puede hacer frente a los servicios de salud que los trabajadores y jubilados necesitan con urgencia e inmediatez, ademas de la baja calidad y cantidad de prestaciones rutinarias y mediatas que le ofrecen a los afiliados a cambio de sus aportes. (A la altura de cualquier obras social).

 

Hoy 30 años después prácticamente seriamos “rehenes” de una obra social “supuestamente” en bancarrota, por la critica situación que viven todos aquellos afiliados que la necesitan, por ello exigimos a la Sra Gobernadora, al Vicegobernador y a los Diputados de la Provincia de Santa Cruz:

 

Comentarios

comentar