La asamblea de la intersindical de gremios de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) resolvió sumar el reclamo por los más de 400 despidos de mineros santacruceños, a los del resto del país, y confluir en Buenos Aires en las manifestaciones contra el Gobierno nacional el 21 de febrero.

Las resoluciones de la intersindical de YCRT prevén organizar la participación en la carpa solidaria que se levantará en la Plaza del Congreso Nacional y también de la Marcha Federal de los distintos sectores convocados para el 21 de febrero en Buenos Aires.

Durante el fin de semana largo, recibieron la visita de distintos actores sociales y politicos para unificar la lucha, destacando que “los trabajadores no solo pusieron en marcha la mina, sino que pusieron en pie los pueblos y que eso hay que defenderlo”.

Nuevo Día

Comentarios

comentar