En todo el país, la FESPROSA convoca los trabajadores de la salud a movilizarse en un contexto de un paro nacional en defensa de la inmediata reincorporación de los 122 despedidos recientes en el “Hospital Posadas” de Buenos Aires por parte del Gobierno Nacional. En sintonía, también se pide por la “restitución de las fuentes laborales en la mina de la cuenca carbonífera” de nuestra provincia.

 

La Asociación de los Profesionales de la Salud, se suma este 15 de febrero al paro convocado por FESPROSA, en una medida de fuerza que abarcará a todos los hospitales públicos de Santa Cruz, Centros de Salud y delegaciones de la caja de servicios sociales, en rechazo a los “122 despidos arbitarios, contra trabajadores del sector y delegados sindicales que se desempeñan en el nosocomio de la ciudad del Palomar, partido de Morón, provincia de Buenos Aires.

 

La iniciativa que implica un paro por 24 hs, se suma además a un contexto donde APROSA adosará sus reclamos, para que el gobierno provincial convoque a paritaria salarial y proponga una oferta concreta, en virtud del gran retraso salarial que sufren los trabajadores estatales, quienes no recibieron ningún aumento en su sueldo durante el 2017. Asimismo, se pedirá por la restitución inmediata de los puestos laborales a los trabajadores despedidos en la mina de Río Turbio, para que se regularice a la brevedad el servicio de obra social del estado provincial y también, para que el ejecutivo devuelva los fondos que retiene a este sindicato en concepto de cuota sindical.

 

En este contexto, desde APROSA remarcaron que el objetivo de ser parte de este reclamo nacional que propone la FESPROSA para este jueves, se entiende porque la “salud es de todos y al ser pública, afecta a todos los Argentinos por igual”, por ende, no nos podemos desatender de estas “injusticias y de los atropellos del gobierno nacional que busca acallar las voces disidentes y terminar con los reclamos sindicales, apuntando su enojo además, contra los delegados y trabajadores que tienen la tarea de visibilizar la defensa de los derechos sus compañeros.

 

Al respecto, integrantes la comisión directiva remarcaron, que el “Hospital Posadas” es el centro de salud más grande del país y en consecuencia recibe a miles de ciudadanos de la extensa Argentina y de países vecinos, por ello, es que convivimos con una situación compleja que todos debemos involucrarnos por igual y peticionar para que estos trabajadores que fueron injustamente despedidos, sean reincorporados nuevamente a sus funciones. Bajo ningún argumento y ajuste, podemos permitir que profesionales de nuestra salud pública y con años de experiencia en su trayecto, queden desamparados laboralmente, porque el estado no puede ir en contra de los principios constitucionales, con el único capricho de acallar voces y terminar con las organizaciones sindicales a favor de no resolver los agujeros del sistema de salud en nuestro país, concluyeron.

 

 

 

 

Comentarios

comentar