El presidente de la bancada de diputados del PJ-FpV de la Legislatura Provincial, Matías Mazú, cuestionó con severos términos la postura que esgrimiera el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, en su reciente visita a la cuenca carbonífera.

“Cambiemos no quiere el proyecto de la usina termoeléctrica y van a dejarlo prácticamente como lo abandonaron cuando esa alianza política asumió a fines de 2015”, evaluó.

“Van a estirar los tiempos lo más que puedan y desdoblarán la unidad económica para hacerlo inviable, pero además Aranguren nos dijo en la cara que habrá flexibilización después de las elecciones del 22 de octubre”, sostuvo.

Para fundamentar sus dichos, Mazú detalló algunos puntos que marcó el ministro, indicando que “primero dejó en claro que el proyecto de la usina de 240 megas y la cuenca carbonífera en general están en las antípodas del proyecto político de Cambiemos; es decir que si fuera por ellos no lo hacen y no creo que avancen”.

Por otra parte, reparó en que “en uno de los videos que registró la televisión se lo ve preguntándole a un ingeniero de la usina cuánto tiempo se demorarían una vez que tengan carbón. ‘Tres meses’, le respondió el técnico y el ministro apuntó inmediatamente que serían ‘diez’, por lo cual esto nos deja claro que los que estiran los tiempos son ellos”.

“Por si esto fuera poco, quedó en evidencia el desprecio con el que se dirigió al técnico, lo cual habla que es notable la prepotencia y la ignorancia de Aranguren sobre estos temas” y “está visto que solo buscan declarar inviable el proyecto, que originalmente es de 240 megavatios”, reiteró.

El ex intendente de Río Turbio manifestó que “aquí hay una intención de quebrar el esquema de forjar una carboeléctrica, como lo demandaron los laburantes de la empresa y la comunidad de la cuenca en general”.

Por el contrario, acotó, Aranguren vino a decir que van a hacer una figura para YCRT y otra para la usina; es decir todo desintegrado para devaluar el esquema productivo”.“Además –añadió-, fue muy claro cuando dijo que van a flexibilizar como hicieron en Vaca Muerta (Neuquén), donde los obreros ya están arrepentidos. Y para colmo, esto se los dijo en la cara a todos los sindicatos que deberían estar muy alertas para no dejar que se negocien los convenios colectivos a la baja”.

Finalmente lamentó que “alguien como Omar Zeidán (el interventor de YCRT) que es de este pueblo (Río Turbio), esté al servicio de estas políticas de ajuste que perjudican a sus propios vecinos”, añadiendo que “a Macri, Aranguren, Costa y Zeidán no les interesa Santa Cruz; no les interesa la cuenca carbonífera ni el desarrollo federal de la Nación”.

Fuente: EL PATAGONICO

Comentarios

comentar