La gala anual de patín es uno de los eventos más esperados por las alumnas de la escuela municipal, es la oportunidad de mostrar el aprendizaje y esfuerzo de todo un periodo; la misma se prepara con meses de antelación y como en otras ocasiones este año también colabora para ello, la Instructora Nacional Sabrina Galeano.

En este sentido la Instructora Ana Laura González, respecto a la tarea que se encuentran desarrollando, explicó: “lo que hacemos ahora es el armado de coreografías de la gala de fin de año donde toda la escuela participa, es muy esperada porque es el show más grande que siempre se realiza a complejo lleno. Este año contamos con la participación tanto de Sabrina como de  Juan Francisco Sánchez  que es un campeón mundial que llega a la ciudad para participar de la gala y patinar junto a las alumnas. Son alrededor de 16 coreografías entre grupales, dúos y solistas”.

En cuanto al trabajo y evolución de la escuela en sí, destacó: “la escuela crece cada año, desde que contamos con este especio las chicas pueden entrenar más, el año pasado culminamos con 150 alumnas y este año llegamos a 270”.

Por su parte la Técnica Nacional de Patín, Sabrina Galeano, manifestó: “la escuela de Caleta es enorme, aglutina a muchos patinadores y se trabaja intensamente, en esta ocasión me toca armar la gala de cierre que es su sello distintivo, es una gala muy importante se trabaja incesantemente para que vengan incluso estrellas de nivel internacional. Este año tendremos a un patinador mundialista, se trabaja para que los chicos brillen y se diviertan además de ser una oportunidad para que la familia se reúna ya que ellos también trabajan por ejemplo, en el armado de escenografía y decorado”.

Finalmente, y manteniendo siempre presente la figura de la recordada instructora Daniela González,  en esta oportunidad Galeano expresó: “las alumnas sufrieron una pérdida enorme, al perder a Daniela perdieron a una gran referente, a una mamá del patinaje para ellas, ahora y de la mejor manera lo está haciendo Ana Laura, entonces a pesar de las desavenencias que han sufrido y a pesar de que por distintos inconvenientes se tuvieron que suspender clases, ellas salieron adelante, se trabaja muchísimo. Hoy conocí este gimnasio y me emocioné muchísimo porque era el sueño de Daniela, poder tener su propia pista, sé que ella está presente en cada movimiento y disfrutando lo que estamos haciendo”.

Comentarios

comentar