Es casi imposible que algún referente del actual gobierno analice más de algunos pocos segundos las medidas y decisiones tomadas por Macri en sus 20 meses de Gobierno, irremediablemente se imponen las premisas determinadas por el Coach que los entrena en materia de abordaje mediático para eludir las preguntas y derivar toda manifestación hacia la corrupción del Gobierno anterior.
La pesada herencia justifica en boca de Cambiemos todo lo que el pueblo Argentino está sufriendo en el casi medio período de Gobierno transcurrido. Prácticamente todas las caras visibles del PRO y algunas pocas del Radicalismo que, desoyendo a Alfonsín, se alió al Neoliberalismo obteniendo algunos cargos pero nada de incidencia en las determinaciones políticas, no hablan del presente, rápidamente derivan sus respuestas a la corrupción pasada, de lo que ha hecho Macri casi nada se dice, en general no defienden a su líder, claro, a la hora exhibir logros la canasta está vacía. Las exclamaciones sobre la Década Robada se imponen sobre la modalidad de corrupción del actual gobierno de Ceos, periodísticamente apodada “Conflictos de Intereses” pero al fin y al cabo, un inconmensurable choreo que no impacta en la retina de la gente de la misma manera que los bolsos de la organización delictiva basada en los sobreprecios en la Obra Pública.
Conocer con profundidad los sucesos pasados es importante, pero negarse a analizar lo que está sucediendo, sostener caprichosamente la inconsciencia de lo que ocurre en la actualidad, hacer como el ñandú que entierra la cabeza para no ver la realidad al primer signo atemorizante, es negarse a la racionalidad necesaria para comprender lo que está pasando,. En materia Psicológica la Negación de la Realidad es frecuentemente tratada en terapia, pero en materia Sociológica el maquillaje u ocultamiento de los sucesos es un fenómeno complejo en el que intermedian actores entrenados para el camuflaje que saben hacer aparecer a las debilidades del oponente como virtudes propias que, en realidad, no lo son. Por ejemplo, denunciar corruptos no hace honesto al denunciante.
El Gobierno de Macri dice que recibió un país fundido, es decir con pocos ingresos y muchos gastos, y en los primeros días de gestión incoherentemente cedió recursos, resignó miles de millones concediéndoles a los Exportadores de Granos la quita de las retenciones, adujo que si los grandes Pools ganan más dinero, este desborda derramando riqueza en la población. Lo mismo hizo con las Mineras y no hubo derrame, nada de eso pasó, era sabido, la misma excusa usaron Martínez de Hoz y Cavallo, principales referentes del Modelo Económico Neoliberal. Las mayores ganancias se fugaron del país en forma de dividendos, generando menos Recursos para el Estado y más rédito para las Corporaciones Transnacionales. Pablo LLonto nos lo anticipó, se viene el gobierno de las Corporaciones, nos dijo.
Las devaluaciones que, no casualmente, se dan en momentos de silos abarrotados para favorecer las utilidades de los cerealeros, las que nunca se traducen en aumentos para los peones rurales, generaron el aumento exponencial de la Inflación, más de 43 % al 31 de diciembre de 2016, y estimada en más de 24 % para este año; ambas lejanas a los pronósticos que el gobierno planteó en los Presupuestos para poner un tope a las paritarias e impulsar a los salarios hacia abajo, satisfaciendo a las grandes empresas que le piden la Baja del Costo Laboral.
Macri y Prat Gay dijeron reiteradas veces que la Inflación no era problema para ellos, creían que con la recesión alcanzaba, en su solapado proyecto contemplaban que la pérdida del poder adquisitivo de los asalariados generara la Caída del Consumo Interno y consecuentemente la Baja de la Producción Nacional, especialmente en el segmento de las Pymes, y lo lograron, miles de Pymes cerraron, el Aumento del Desempleo corre el velo a la mentira de la pregonada búsqueda de la Pobreza Cero, los Comedores Escolares y Comunitarios se multiplican evidenciando serios inconvenientes de alimentación, y tan claramente es así, que la primera en reconocerlo es Margarita Barrientos, figura social marketineramente utilizada por Cambiemos.
Martínez de Hoz y Cavallo, como dije anteriormente, fueron claros referentes del Neoliberalismo, la Apertura de la Importaciones a través de la eliminación o atenuación de las Barreras Arancelarias, la Timba Financiera y la Deuda Externa, fueron junto a las características ya detalladas, rasgos caracterizadores de la Política Económica Neoliberal.
Con Macri el Banco Central vende Letras al 28% anual en Dólares, por supuesto, nadie apuesta a la producción en este marco, mientras tanto, los grandes ganadores, los Bancos Extranjeros, hacen del lobby un rito y multiplican dinero vendiéndole dólares al Estado a Cambio de Lebacs.
Macri mostró en los últimos meses datos de un mínimo crecimiento económico, pero oculta su desglose, el detalle indica que los negocios prósperos son solo la exportación de cereales y minerales, las acciones de las Empresas Energéticas de sus amigos, que ahora cotizan en Wall Street, y los intereses ganados por los Bancos. Al abrir los datos, la Caída del Producto Bruto Interno, el aumento del Déficit Fiscal, la Caída de las Exportaciones, y el endeudamiento más grande y más veloz de la historia de la Argentina, cien mil millones de dólares, que incluye un préstamo a cien años que pagarán nuestros bisnietos y que demandará, solo para el pago de intereses, un 1% del PBI a partir del año próximo. Un endeudamiento descomunal enmascarado de apertura al mundo, de retorno al mercado, repetidas frases del capitalismo abusivo que perjudica nuestra Autonomía Política e Hipoteca el Porvenir.
En el vocabulario presidencial no existe la palabra Trabajadores, solo habla Macri de Trabajo, el bienestar de los trabajadores no está en sus objetivos, solo le importa que los empresarios gasten menos en salarios, claro queda que el sideral aumento de las tarifas, de las Prepagas, del Transporte, la Caída del Salario, el aumento de los alimentos sin control alguno del Estado sobre el poder monopólico, contrastan con los beneficios otorgados por Macri a los pocos Argentinos Millonarios, que , gracias a la Baja del Impuesto a la Riqueza, acrecentaron sus patrimonios aportando menos al país. Inexorablemente, cuando la caída de sus sueldos y los aumentos de todo lo básico para la vida, llegue a los niveles que pretenden, y el desempleo sea como siempre el disciplinador social del Neoliberalismo, la inflación no será problema, pues la recesión la contendrá, ya que nada aumemta cuando la demanda cae exponencialmemte.
Es necesario siempre interpretar de la mejor manera posible la realidad, con los hechos del pasado, el que ya no se puede corregir pero sí condenar, pero fundamentalmente con los hechos del presente, porque estamos a tiempo de por lo menos intentar mejorarlos.

Por Juan Balois Pardo

Comentarios

comentar