Desde el comienzo de este 2017, el Gobierno Nacional muestra como conquista Convenios Laborales que buscan mejores condiciones para la llegada de inversiones en nuestro país.
El famoso yacimiento Vaca Muerta sirvió de referencia para que el Presidente Macri y el Secretario del Sindicato Petrolero Neuquino Guillermo Pereyra anuncien un esquema de flexibilización laboral, que al decir del propio Presidente “necesitamos este acuerdo en todos los sectores”, sirviendo como caso testigo para todas las industrias.
Sin embargo en este año la caída en la Producción de crudo supera valores recordables a los años `90, y en ese sentido las decisiones del Ejecutivo Nacional no son claras en materia de Política Energética.
Los datos vertidos por el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz marcan un alerta, Claudio Vidal Secretario del SPGPSC expresó que “YPF presentó un programa de desinversión en la Provincia, con 2 equipos perforando y 23 pozos como meta para el año 2017”, y por tal motivo se decidió un Paro Total de Actividades para el 26 de Abril en los yacimientos de Santa Cruz.
Ante las presiones de la operadora más importante de Santa Cruz, Vidal aseguró “no vamos a ceder ninguna conquista de los trabajadores” sin descartar medidas más severas.
Flexibilización laboral y desinversión en la Operadora YPF, son condimentos del pasado, que terminaron con la Privatización de la empresa estatal y con miles de trabajadores en la calle.
En materia energética son pocas las señales que da el Gobierno, pero con los últimos acontecimientos como la renuncia de Sureda (2º Energía-AXION), sin definiciones en políticas públicas, no es menor el “rol” de la operadora estatal YPF en este contexto.
Además se conoció la oferta de YPF para comprar estaciones de Servicio de Shell (sin cambiar bandera) y esto generó comentarios sobre la operación, presentada para algunos analistas como un “salvataje del Estado” a la anglo-holandesa para bajar su deuda, y luego permitirle recuperar esos activos que hoy pone a la venta, mediante un socio, para no quedar YPF en posición Dominante.
No pasa desadvertido Juan José Aranguren como el ideólogo de esta operación, recordando su pasado inmediato como CEO de Shell y hoy Ministro de Energía de la Nación.
Los analistas del sector apuntan a un escenario complicado, si YPF compra estaciones de Servicio y no invierta en Producción de crudo, está diciendo que es más rentable importar combustible que producirlo, aunque deje en esta decisión miles de trabajadores en la calle “cierra los números con la gente afuera” indicaron.
Desde el Gobierno Nacional se puede observar como el Mercado impone sus reglas y resultados, aunque eso muestre que los trabajadores sean “sacrificados” en nombre de la competitividad y la llegada de inversiones.


Comentarios

comentar