Tomate unos minutos para entender la escandalosa maniobra.

Franco Macri tuvo un fuerte vínculo con la última Dictadura Militar, cuando el gobierno de facto estatizó su deuda quedó en evidencia su habilidad para enriquecerse haciendo “negocios” con El Estado.
Camuflado de Justicialista el neoliberal Presidente Menem, en su entreguista política de privatizaciones, le cedió en 1.997 el correo a SOCMA (Sociedades Macri), empresa controlante de SIDECO Americana S. A. y ésta a su vez controlante de Correo Argentino S. A., que en adelante llamaré C.A.S.A., concesionaria que debía pagar un canon de 51,6 millones de $/U$D, ya que estaba en vigencia la Ley de Convertibilidad.
Hace pocos días publiqué en Facebook algunas características de las típicas artimañas para vaciar una empresa consistentes en: testaferros, Sociedades dueñas de Sociedades dueñas de Sociedades, algunas S.R.L y S.A. pertenecientes a familiares y amigos, no pago del canon, facturas truchas, contratos caros por servicios baratos e inexistentes, ingresos en negro, off shore, paraísos fiscales, secreto bancario, Suiza, Panamá, y el sistema de blanqueo Back to Back, el que invito a googlear.
Luego de despedir 10.000 empleados, en 1999, C.A.S.A dejó de pagar el canon y dos años después entró en Concurso Preventivo de Acreedores (Expte. 94360/2001) planteando que el Correo era muy deficitario.
Entonces la deuda de C.A.S.A con el Estado rondaba en torno a los 300 Millones de $/U$D, el Presidente Duhalde en 2.002 autorizó la presentación del Poder Ejecutivo Nacional en el proceso concursal como acreedor.
En noviembre de 2.003 el Presidente Kirchner rescinde la concesión por incumplimiento del contrato, desde entonces los sucesivos gobiernos Kirchneristas rechazaron las distintas propuestas de la concursada considerándolas inadmisibles.
Durante doce años no se concretó la quiebra, para algunos por especulación política del gobierno, para otros por dilación judicial, quedando pendiente la negociación ahora en manos del gobierno del Presidente Macri.
El 13/06/2.016, quince días antes de que el PEN a cargo de Macri concretara el acuerdo con C.A.S.A. de la familia Macri, la citada empresa le inició un juicio al Estado Argentino (Expte. 38109/2016) generando un nuevo reclamo por daños y perjuicios.
El 28/06/2.016 la justicia realizó la audiencia a la que citó solo a las partes y no a la fiscal, a la que luego los defensores del Presidente acusaron de no participar. En esa audiencia judicial el sospechosamente efímero funcionario subalterno Dr. Juan Mocoroa, que duró en funciones solo seis meses, firmó en representación del Estado Nacional, sin tener competencia para ello, el escandaloso acuerdo en el que, oh! Casualmente, OLVIDÓ establecer la renuncia de la concursada a posteriores reclamos por asuntos relacionados a la concesión del Correo.
Lo acordado en 2016 implica que la empresa de la familia de Mauricio pagará al Estado que preside Mauricio $ 300.000.000 a valor actualizo, es decir, la misma cifra verificada en el expediente doce años antes y que al inicio del expediente del año 2001 era también de 300 Millones, pero de pesos/dólares.
Cómo si la falta de actualización de la deuda fuera poco, encima de eso, la empresa que hoy pertenece a hijos y hermanos de Macri pagará ese monto en 15 cuotas anuales a partir del año que viene, finalizando en 2032, con un exiguo interés del 7 % anual, lo que hace que la cifra se duplique, obviamente pingüe negocio, imagínese Ud. que ventajoso sería tener la oportunidad de pagar un celular que hoy vale $ 10.000 a $ 20.000 pero efectivizarlo dentro de 16 años.
Miente el Ministro de Comunicaciones Aguad cuando afirma que el Art. 19 de la ley de quiebras impide su actualización, las suspensión que contempla la norma es temporaria, se establece para facilitar la verificación, hay sobrados antecedentes que demuestran que la justicia ha fallado permitiendo la aplicación de intereses, el máximo caso testigo es la definición de la Corte Suprema sobre la quiebra de la Imprenta Arcángel Mayo.
La Fiscal Gabriela Boquín, en su dictamen dirigido a la sala “B” de la Cámara de Apelaciones Comercial, que tiene en sus manos el expediente del proceso concursal de Correo Argentino S.A., cita cinco ejemplos que constituyen jurisprudencia, uno de ellos pertenece a la misma sala “B”, es el caso “Cápital Food S. A. s/quiebra, Expte. 17261/2007” en el que falló hace pocos meses con el mismo criterio de la Fiscal General, entendiendo que no aplicar intereses de actualización implica una quita abusiva. La Ley de Quiebras faculta al juez a rechazar una propuesta cuando la misma resulte abusiva, es lo que hizo la misma sala de la Cámara en el caso “Cápital Food”, es lo que pide la Fiscal Boquín en el caso del “Correo”.
El nuevo juicio iniciado por el Correo de los Macri el 13 de Junio de 2016 contra el Estado Nacional, quince días antes del acuerdo, no fue comunicado formalmente por la denunciante, “supuestamente” Mocoroa nada sabía que los Macri habían iniciado un nuevo juicio en el que la concursada ajustó la deuda por $1.796.929.993 (al 2009) más $570.313.666,90 por intereses devengados calculados al 11% anual.
El plan es fácilmente deducible, la familia Macri arregla con Macri pagar a valor actual 300 Millones y cobrar luego 2.360 Millones y así, una vez más los Macri se enriquecen a costa de todos los Argentinos.
Esto, para la Fiscal General, amerita aplicar otra vez el criterio de “Abuso”, pues ofrece pagar con 7% de interés y pretende cobrar con el 11 % , implica ”Mala Fe” ya que no informó en la audiencia el último juicio presentado contra sus acreedores en el concurso y deudores en el nuevo juicio, es decir el Estado, y constituye “Conducta Desleal” ya que se reserva en el juicio solapado el derecho a futuras acciones jurídicas, estableciendo además (15 días antes) que un acuerdo en el Concurso Preventivo no implicará obstáculo para que C.A.S.A. continúe reclamando judicialmente.
El ex funcionario Menemista y actual Diputado Pro Eduardo Amadeo confesó que Macri SI SABÍA, luego que el Primer Mandatario declarara que no sabía nada, Amadeo asintió que fue el Presidente quien le encargó al Ministro Aguad cerrar el acuerdo.
Si te contara esto en radio o televisión utilizaría esa canción que interpreta el españolísimo Rafael que dice …Escándalo, es un Escándalo…, porque además, como si lo narrado fuera poco, Curreo Argentino S.A. utiliza como argumento a su favor que uno de sus principales acreedores arregló en la mismas condiciones que se le propuso al Estado Argentino, se trata del Meil Banck, un banco Austríaco que compró la deuda que C.A.S.A. tenía en 2001 con varios bancos internacionales, el 51 % del Meinl Banck pertenece ODEBRECH, la empresa del “Lava Jato”, la socia del primo de Macri “Máximo Calcaterra” ya que conforman una UTE para la construcción de la obra pública más cuantiosa de la Argentina, el Soterramiento del Sarmiento.
La sucursal del Meinl Banck que efectuó las operaciones está radicada en la isla Antigua, ubicada en el Mar Caribe, parte de un pequeño país llamado “Antigua y Barbuda” que tiene en total la misma cantidad de población que Caleta Olivia, este país protege con secreto bancario a las Sociedades OFF Shore, es decir es un Paraíso Fiscal, desde allí Odebrecht pagó 1.600 Millones de Dólares en sobornos.
Se investiga si se usó el sistema Back to Back (espalda con espalda) para blanqueo de dinero entre C.A.S.A y el Meinl Banck.
Pero esto no es todo, como te dije al principio, Correo Argentino S.A. propiedad de los hijos y hermanos de Macri, es controlada por Sideco, y ésta por SOCMA (Sociedades Macri), te cuento… actualmente ODEBRECH es el accionista mayoritario de SOCMA, … cortina musical… Escándalo, es un Escándalo…
La familia Macri acordó con su acreedor Odebrecht, que a la vez es accionista mayoritario de Sociedades Macri, controlante del Correo de la familia Macri, para que el Estado presidido por Macri, acuerde con la familia Macri y congele una deuda en unos pocos cientos de millones para que luego la familia Macri ejecute a todos los Argentinos por miles de millones.
Ahh! Me olvidaba, Mauricio Macri es el USUFRUCTUARIO del patrimonio cedidos a sus hijos y hermanos, entonces Mauricio arregló con Mauricio.
La responsabilidad política no se puede volver a fojas cero, el repudiable hecho político está consumado, la familia Macri tiene un papel firmado en el que consta que el representante de los argentinos nos estafó favoreciéndose a sí mismo. Será que le ordenará a su familia desistir por escrito del acuerdo, entonces quedará más claro todavía que todo lo manejó él.
Dicen los defensores del gobierno que no hay conflicto de intereses, quizá tengan razón, catalogarlo conflicto de intereses no alcanza, es el Gran Curreo Argentino, pues entonces que se ejecute la quiebra y que la pague SOCMA, la sociedad controlante, o sea que la paguen Macri y Odebercht.

Por Juan Balois Pardo.

Comentarios

comentar