En Comodoro Rivadavia, Franco Toledo conducía ayer una motocicleta Motomel 110, por Viamonte y Rivadavia, y por el sol del ocaso no pudo observar a Francisco Lepio, de 76 años, que se disponía a cruzar de vereda y lo atropelló. Producto del impacto, el adulto mayor perdió piezas dentarias y acusó lesiones leves. En tanto, el conductor de la motocicleta no sufrió heridas de consideración.

El regreso de una nueva jornada laboral suele generar complicaciones en las distintas calles de Comodoro Rivadavia. Ayer no fue la excepción y la tarde en ese sector de la Loma se vio aún más complicada cuando se produjo el accidente en Viamonte y Rivadavia.

Según fuentes consultadas, Franco Toledo de 26 años conducía ayer, a las 17:35, una motocicleta Motomel 110 –dominio HKU 809- en sentido este-oeste, es decir hacia la zona sur de esta ciudad. El conductor circulaba a la velocidad permitida, pero en inmediaciones de la Seccional Segunda fue “cegado” por el sol y perdió la visibilidad por un momento, lo que ocasionó que atropellara a Francisco Lepio cuando se disponía a cruzar de vereda.

El impacto fue tal que el adulto mayor perdió algunas piezas dentarias y recibió varios golpes en su cuerpo. Las manchas de sangre quedaron registradas en el asfalto. Mientras, Toledo sólo sufrió heridas leves gracias a que utilizaba el casco.

Los efectivos policiales de la Seccional Segunda salieron rápidamente de la dependencia que se encuentra en esa esquina. De inmediato socorrieron a los accidentados y solicitaron una ambulancia.

Toledo se encontraba muy preocupado por el estado de Lepio, ya que el impacto fue con el frente de la motocicleta. Sin embargo, el personal del Hospital Regional tranquilizó al joven, diciéndole que el adulto mayor se encontraba fuera de peligro, aunque presentaba lesiones leves.

Durante la intervención, los efectivos policiales desviaron el tránsito vehicular para que los peritos pudieran trabajar con total tranquilidad, lo que generó demoras en la circulación de vehículos.
Los accidentados fueron trasladados al centro asistencial y rápidamente se confirmó que se encontraban fuera de peligro.

Fuente: El Patagónico. 

Comentarios

comentar