El funcionario macrista usa su segundo apellido, no es lo mismo Gómez que Centurión, El Centurión era un grado jerárquico en la organización del ejército romano, un soldado con poder imperialista, por lo tanto absolutista. La imagen del Centurión está dibujada por un grupo de estrellas, dando nombre a una de las principales constelaciones, pero en la actualidad nacional Centurión es motivo de consternación.
Gómez Centurión opinó que la última Dictadura no llevó a cabo un Plan Sistemático de secuestros, torturas, desaparición y muerte, y generó consternación en muchos Argentinos, grupo en el que me incluyo.
Una de las características del ser democrático es la tolerancia, ejercitémosla, el sr. Gómez opina libremente gracias a la democracia y dice algunas cosas con las que coincido, por ejemplo, con su afirmación de que hubo enfrentamiento en la Argentina entre el Estado, a través de sus Fuerzas Armadas, y Organizaciones Civiles Armadas Guerrilleras, y también coincido con su aseveración de que fue un gobierno democrático quien ordenó por Decreto el aniquilamiento de la subversión.
La democracia me permite disentir públicamente con un caracterizado referente militar argentino, soldado destacado en la Guerra por Malvinas, lo hago sin ningún tipo de temor, algo que a los 18 años de edad no hubiera podido haber hecho sin consecuencias injusta, porque el gobierno había sido usurpado en 1976 mediante Golpe de Estado por una Junta Militar que avasalló la Constitución, suprimió el Poder Legislativo, y sometiendo a la justicia se arrogó la suma del poder. En el totalitarismo no se podía disentir, en el totalitarismo no había tolerancia, hoy el Mayor retirado Gómez y yo, un simple Cabo 1° post guerra, podemos disentir públicamente sin temer que por pensar distinto y predicar ideologías diferentes alguno de los dos ponga en riesgo su libertad o su integridad física.
En la lamentable época de la AAA de López Rega, el ERP de Santucho y los Montoneros de Aval Medina, Vaca Narvaja y Firmenich, el débil gobierno democrático a cargo de María Estela Martinez de Perón dio inicio en el 75 al “Operativo Independencia” con la finalidad de combatir la insurrección en Tucumán, luego, el transitorio gobierno de Ítalo Argentino Luder ordenó “neutralizar y/o aniquilar el accionar subversivo”, pero ningún Decreto del Poder Ejecutivo o Ley de la Nación dio facultades constitucionales a Massera para conducir y concretar por asalto armado junto a Videla el Golpe de Estado que en 1976 dio inicio al Terrorismo de Estado más despótico, violento y asesino de la historia Argentina.
En el año 78 era un jovencito de 15 años, vi cuando los militares se llevaron a mis padres, buscaban disciplinar a la sociedad a través del miedo, eran comerciantes de Caleta Olivia que no tenían nada que ver con Montoneros ni el ERP, pero cargaban en sus prontuarios con antecedentes de Peronistas, se llevaron como prueba mi rifle de aire comprimido calibre 5,5”, lo que en esa época era casi un juguete, y “La fuerza es el Derecho de las Bestias” libro de Perón con un título premonitorio y paradójico para lo que mi familia tuvo que vivir.
Yo sé, ciudadano Gómez, que hubo un PLAN que se ejecutó SISTEMÁTICAMENTE, tal cual lo estableció la Corte Suprema de la Nación luego del Juicio ajustado a derecho en el que los totalitarios tuvieron derecho a defenderse, a mis Padres los detuvieron ilegalmente, es decir los secuestraron, los privaron de su libertad durante mucho tiempo y los sometieron a torturas y vejámenes.
Un contacto de la red social que coincide con Gómez Centurión me dijo, ¡pero los dejaron en libertad cuando después de investigarlos concluyeron en que no eran subversivos!, sinceramente, no creo que tenga que felicitarlos y agradecer que no los hayan asesinado.
Después de tanta prueba que da certeza de que la persecución, secuestro, tortura, desaparición y muerte que ejerció la Genocida Dictadura Militar fue un PLAN SISTEMÁTICO, el condecorado Mayor Centurión tiene derecho a opinar en disidencia, y el funcionario democrático Gómez designado por Macri como titular de Aduanas también, aunque sea la misma persona que sabe que su hermano piloteó vuelos de la muerte, aunque sea la misma persona que se alzó a los tiros y con la cara pintada contra el gobierno democrático de Alfonsín para evitar ser juzgado conforme a derecho y escudarse en la Obediencia Debida, ahora, dígame Don Gómez, si los secuestros, torturas, vuelos de la muerte y asesinatos se cometieron por Obediencia Debida, entonces, ¿no hubo un PLAN SISTEMÁTICO?

Juan Balois Pardo

Comentarios

comentar