El responsable de la UFI AMIA viajó en el año 2007 a Lyon a presentar ante INTERPOL la denuncia contra cinco Iraníes con importantes funciones, entre ellos el propio Presidente entre los años 1989 y 1997, Akbar Hashemi Rafsanjani, para sentirse más seguro pretendió hacerlo acompañado de Stiuso, pero no fue así, solicitó las Alertas Rojas y el organismo internacional accedió, lo que exhibió como un avance.
En 2011 se había comprometido a compartir una exposición pública con familiares de las víctimas, el Fiscal suspendió su participación por mensaje de texto a último momento, ya en el ambiente se percibía que a Nisman le costaba sostener la relación con las entidades, las que se mostraban molestas por su falta de avances.
En el 2012 Sergio Burstein, abogado querellante y referente de la Asociación 18J hizo notoriamente público su reproche al trabajo del Fiscal, Memoria Activa a través de Diana Malagud  manifestó que la entidad fue engrupida por Nisman ya que les había dado su palabra para presentar la denuncia en conjunto con la Asociación, no fue así,  tuvo que hacerla en soledad, sin la firma que el Fiscal había comprometido.
La Casa Rosada ya había comunicado a Nisman la iniciativa de celebrar un Acuerdo con Irán, estaba al tanto del Proyecto de Memorándum de Entendimiento que promovía la conformación de la Comisión de la Verdad como herramienta para poder interrogar a los imputados. El gobierno concretó su presentación al Congreso en el año 2013, aunque pudo haber sentido amenazada su egolatría, Nisman no decía nada.
Los Familiares pedían que se realicen pericias con rastros genéticos pero la Fiscalía eludía ese camino que permitiría establecer el origen genético como un recurso para indicar la presencia del supuesto Libanés inmolado.
La valoración que las entidades conformadas por familiares de víctimas del atentado tenían del accionar del profesional designado para esclarecer el hecho, se degradaba progresivamente, primero manifestaron que Nisman no tenía interés en lograr resultados, que era evidente su desidia, luego, en el año 2014  manifestaron estar hartas de dilaciones, desvíos y encubrimientos, posición coincidente con los planteos del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) publicados en distintos medios.
Luego del titular periodístico…“Nisman se la pasa viajando y no trabaja nunca”.., declaración formulada por la referente de Memoria Activa, tomada por la prensa como un frontal pedido a las autoridades para que sea reemplazado, Nisman percibió que su tiempo como Fiscal de una sola causa, con empleados elegidos por él, con presupuesto propio manejado a su arbitrio, estaba llegando a su fin.
Cristina Fernandez de Kirchner decretó el 15 de diciembre del 2014 el final de la vergonzante Secretaría de Inteligencia del Estado Argentino, la famosa SIDE, la Presidente echó a Stiuso y  al pingüino Paco Larcher, en quien ya no confiaba, y,  a quien ocupaba la amplia oficina del 5°piso con ventana en  la hermosa ochava de 25 de Mayo y Rivadavia con vista a la Casa Rosada y la Plaza de Mayo, tradicionalmente destinada al Jefe del Organismo llamado en la jerga “El Señor 5”, lo salvaguardó por su condición de hombre del riñón, K histórico y disciplinado, por lo que fue protegido en la Embajada Argentina en Venezuela, me refiero a Héctor “Chango” Icazuriaga.
La medida significó también un firme avance en la batalla con los Jueces Federales históricamente ligados a la SIDE, confrontación profundizada con la iniciativa de un nuevo Código Procesal Penal y la Reforma Judicial.
Nadie que conociera los antecedentes de Stiuso pudo creer que sus diferencias con el Gobierno Nacional terminarían ahí, la denuncia contra CFK  por encubrimiento de los imputados Iraníes y por ordenar un plan delictivo ya estaba bosquejada, la acusación sostenía la implementación por parte del Canciller Timerman de un complot para anular el pedido de captura de los cinco Iraníes a través del Memorándum de Entendimiento aprobado por el Congreso de la Nación, entendiendo que el mismo configuraba Traición a la Patria.
A menos de un mes de la salida de Stiuso Nisman se encontraba de vacaciones con su hija en Europa, envió un whatsApp múltiple a sus amigos anunciando un retorno intempestivo cuasi épico, luego la aerolínea informó que su vuelo de regreso estaba confirmado antes de su partida, tenía planeado regresar sin su hija.
Al encontrarse de feria el Poder Judicial tenía la ventaja de elegir ante quien presentar la denuncia, lo hizo ante el  Juez Ariel Lijo el 13 de Enero de 2015, al día siguiente de su regreso de Europa, explicó sus argumentos en TN, rápidamente algunas escuchas trascendieron en seleccionados medios de prensa. Con urgencia las Diputadas de la oposición Bullrich y Alonso organizaron su presentación en la Comisión de Legislación de la Cámara de Diputados, el viernes 16 de enero  importantes referentes del Gobierno Nacional desacreditaron la denuncia del Fiscal, argumentaron su inconsistencia, el Canciller exhibió un mail del Director de Interpol contradiciendo lo afirmado por el Fiscal, la Diputada Kirchnerista Diana Conti manifestó que la exposición de Nisman sería pública y que lo esperaban con los tapones de punta.
El Fiscal realizó el sábado desde Le Parc varios llamados a  agentes de la ex SIDE, esperaba escuchas claves y Stiuso nunca le contestó. Bullrich y Alonso se comunicaron reiteradas veces con él por su exposición en el Congreso, Nisman quería que la misma sea secreta y que se postergue, pedía más tiempo, se sentía en jaque, le ordenó a sus custodios que se vayan a sus casas, a uno de ellos, de apellido Benítez le pidió un arma, también a Lagomarsino, la pistola Bersa calibre 22 registrada a nombre de su asistente informático fue el arma que le causó la muerte antes que pudiera enterarse que su “cara a cara” con los defensores de CFK había sido cancelada.

Comentarios

comentar