El Gobierno de Santa Cruz a través de la Subsecretaría de Salud Colectiva dependiente del Ministerio de Salud y Ambiente, recomienda a la población corroborar, si tienen colocadas las vacunas del calendario nacional que previenen la tos convulsa, especialmente en niños/as, adolescentesy embarazadas.

La tos convulsa o coqueluche es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa provocada por el bacilo Bordetella Pertussis. Puede afectar a todos los grupos etarios. Sin embargo, los más afectados son los niños, especialmente los menores de 5 años de edad. Entre ellos los menores de un año constituyen un grupo particularmente vulnerable a sufrir formas graves de esta enfermedad. Esta bacteria se transmite de persona a persona, a través de secreciones respiratorias que los pacientes infectados expulsan al toser, hablar o estornudar.Se caracteriza por presentar un período catarral, tos progresiva con dificultad respiratoria y estridor respiratorio “conocido como tos perruna” que puede estar seguido por vómitos. Tiene una incidencia elevada en lactantes no vacunados o con esquema de vacunación incompleto. En ellos es fundamental la protección que les ofrece la vacunación de la madre durante el embarazo y el amamantamiento.

La enfermedad tiene un período de incubación de 7 a 10 días, al principio se manifiesta con los síntomas de un resfriado normal, pero a la semana puede comenzar la tos fuerte, intensa al punto que la persona tiene que hacer un esfuerzo mayor para respirar. En los bebés se puede presentar apnea -una pausa en el ritmo de la  respiración-, dificultad para alimentarlo, tos, neumonía e incluso la muerte.

Para prevenir la tos convulsa, el calendario oficial prevé la aplicación en forma gratuita y obligatoria de cuatro vacunas: la pentavalente, que se aplica a los 2, 4 y 6 meses; la cuádruple, a los 18 meses; la triple bacteriana celular, al ingreso escolar; y la triple bacteriana acelular, que se aplica a los 11 años.

Es importante estimular la vacunación en el personal de salud que atiende a niños menores de un año y convivientes de niños prematuros de menos de 1.500g de peso, los grupos de riesgo y durante los brotes.

En el caso de las mujeres embarazadas, se indica la vacunación con triple bacteriana acelular a partir de la semana 20 de gestación.

Las vacunas contra la tos convulsa son una herramienta para contribuir al control de esta enfermedad y para lograr la eliminación y erradicación de esta enfermedad, las coberturas deben ser elevadas, mayores al 95%.

Se recomienda mantener la casa libre de agentes que pudieran irritar la garganta y provocar tos, tales como humo, polvo y vapores y lavarse bien las manos. Ventilar los ambientes y mantener la higiene del hogar. Sin embargo la mejor prevención para la tos convulsa es completar el calendario nacional de vacunación.


Comentarios

comentar