Para la investigación de una muerte la escena del hecho es muy importante, en la criminalística la misma es clasificada en función de diversos parámetros, la Escena Primaria es especialmente trascendental, en el caso de la muerte del Fiscal la misma es de carácter cerrada e interior, fue esta la opinión de los 6 integrantes de la Junta Criminalística que analizó el caso e informó oficialmente a la Justicia. El disparo se produjo en el baño del departamento de Nisman y surgió del arma calibra 22 que le entregó Lagomarsino, mucho se ha hablado de Escenas llamadas Accesorias, pero en cuanto a la escena primordial del hecho, la Escena Primaria, tanto los Peritos oficiales como los de la defensa y los de la querella coinciden en que la misma es el interior del baño.

Conocí al Crío. General Enrique Salcedo en ocasión de pedirle ayuda como Jefe de la Policía de Buenos Aires para que envíe especialistas a Santa Cruz que contribuyan a resolver la angustiante situación generada en 2005, en nuestra ciudad, por los delitos perpetrados por un violador serial, aporte que fue una gran ayuda. Salcedo, ya retirado, fue contratado por la ex esposa del occiso y Jueza Federal Sandra Arroyo Salgado para oficiar de Perito de Parte. Vale recordar que la madre de Nisman fue la primera persona en ingresar al Departamento acompañada de custodios luego que el cerrajero Walter empujara la llave puesta por dentro en la segunda cerradura, Sara Garfunkel constató que en el baño se encontraba el ensangrentado cuerpo de su hijo. Salcedo, como perito de Arroyo Salgado, presentó a la justicia un informe aparte donde acepta que el disparo mortal se produjo en el lugar donde Garfunkel encontró a su hijo, pero sostiene que Nisman fue ejecutado por otra persona que tomó con su mano la mano del Fiscal y este a su vez el arma, que la víctima estaba arrodillada y su victimario detrás y de pié.

Los otros cinco Peritos coincidieron en que no hay rastro ni indicio de una segunda persona en el baño y que Nisman estaba de pié cuando se disparó frente al espejo, en mi opinión esta es la disidencia determinante de la causa, y el testimonio de la sangre del Fiscal será la prueba más esclarecedora para los Argentinos, si es que la causa se somete a Juicio Público.
Los patrones de las manchas de sangre han sido desarrollados por muchos prestigiosos autores de manuales de criminalística, es una especialidad en sí misma, encontramos huellas por contacto, huellas de apoyo, huellas de escurrimiento, huellas de embarramiento, huellas de proyección, etc. estas últimas, en mi opinión, son en el caso Nisman las que más información relevante contienen, por ello me llamó singularmente la atención que Arroyo Salgado se opusiera a la intervención del prestigioso perito convocado por Fein, me refiero a Enrrique Prueguer, quien tuvo destacadas intervenciones en casos como; el doble homicidio de la Dársena, el soldado Carrasco y la causa Alós, entre otros sonados crímenes.

Prueguer, que vive y tiene su prestigioso instituto en Neuquén, es especialista en el método Blue Stain, que analiza las PROYECCIONES de las manchas de sangre, primariamente con hilos y finalmente con aparatología láser, estas pruebas hubieran sido un gran aporte y sin embargo no se hicieron, Arroyo Salgado lo recusó al Perito con el argumento de que no había presentado su título de Licenciado en Criminalística, cuando sí había presentado su credencial de la Asociación Argentina de Criminalística, prestigiosa institución a la que solo se accede con título. Basta con googlear su nombre para verificar que en su curriculum está el Diploma otorgado por el Instituto Universitario Superior de la Academia de la Policía Federal en el año 1982 con un promedio general de 9,83, destacado como Mejor Nivel Académico.

Llama la atención que Arroyo Salgado se opuso al método Blue Stain, pero más llama la atención que la Jueza Palmaghinni hizo lugar a la insustentada petición de la influyente Jueza Federal.

En este controversial y mediatizado caso judicial hay un solo imputado, Diego Lagomarsino, pero solo por haber provisto el arma que produjo el disparo que terminó con la vida del Fiscal, nadie está imputado por su muerte, si no hay imputado no habrá Juicio Oral, por eso quizá nunca tengamos la oportunidad de escuchar a los Peritos que actuaron en la causa y saber cómo cada uno de ellos interpreta los patrones de las manchas de sangre, cinco informaron que la puerta estaba cerrada, que el escurrimiento indica que no se abrió por varias horas, que al caer hacia adelante la cabeza golpeó en el lavatorio lo que justifica la mancha de sangre y que el hombro del fiscal haya quedado sobre el arma, y que por las proyecciones el cuerpo estaba de pié; Salcedo informó que la mancha del lavatorio la produjo un sicario, que las proyecciones de las manchas en la puerta indican que el Fiscal estaba arrodillado.

Los Forenses sostienen que el cuerpo habla, los criminalistas que las manchas de sangre declaran, que bueno hubiese sido para darle más veracidad a la interpretación de las mismas que Enrique Prueguer hubiese aplicado el Blue Stain, pero lamentablemente la Jueza Arroyo Salgado no quiso.

Comentarios

comentar