Jefe de Policía, comisario general ® José Luis Cortés. (Foto: J.C.C.)
Jefe de Policía, comisario general ® José Luis Cortés. (Foto: J.C.C.)

Luego de los festejos por los 132° aniversario de la policía, el Jefe de Policía provincial José Luis Cortés recibió a los medios de comunicación para una extensa entrevista. Allí reconoció que el cuerpo no cuenta con las herramientas necesarias para hacerle frente al narcotráfico, entre otros ejes de importancia.

El primer eje al que hizo referencia el comisario general Cortés fue que ya hay 30 nuevos uniformados que recibirán su arma reglamentaria. Al respecto el Jefe de Policía manifestó: “Este lunes terminamos con la nueva entrega de armas, vamos a dar 30 más, las que pertenecieron a retirados y las fueron devolviendo”, y agregó: “Lo que no teníamos eran municiones, este año se nos complicó el tema de comprar municiones. El mercado de acá no las vende y en Buenos Aires con el tema de la corrupción de fabricación militar y el narcotráfico estaba difícil para comprar municiones, inclusive a instituciones públicas”, para luego preguntarse ¿cuál era el problema principal?, a lo que se respondió: “Que ellos quieren la plata en la mano; te dicen yo te vendo 30 mil tiros pero quiero el cheque o la plata en mano y nosotros no lo podemos hacer porque nos manejamos con órdenes de compra y una orden de compra de Santa Cruz en la provincia de Buenos Aires no es muy bienvenida porque se atrasaban los pagos”.

“Eso nos está complicando, pero el año que viene, que la economía va a estar mejor, esto se nos va a ir facilitando”, explicó y agregó: “Nosotros pensamos que el año que viene podremos capacitar a los efectivos, estamos armando una casa cerca del polígono, que lo está haciendo el personal de ahí con recursos propios y colaboraciones”, además la Escuela de Suboficiales ya va a estar funcionando “porque no tenemos camas, vamos a empezar a traer de 30 efectivos del interior de la provincia y los vamos a recapacitar, van a pasar por el polígono; se les va a enseñar a entrar a una casa y los vamos a capacitar en el aula”, comentó y añadió: “Van tener charlas con jueces, fiscales, derechos humanos y sobre problemas de género. Van a tener todo para que esas personas estén dos semanas acá y que no se necesite pagarle viáticos, que tengan un lugar cómodo para dormir; que estén hombres y mujeres en el mismo edificio y que tengan todo para capacitarse”. Además “quiero que tengan municiones y si hay que entregarle algo más que logística se pueda hacer”. “De hecho, una de las cosas que me han dicho a mí, cada vez que nosotros saquemos un policía a la calle -ya sea agente u oficial- tiene que salir con uniforme completo: chaleco, arma, municiones y bastón tonfa como tiene que ser, pero es de acá en adelante y lo que pasa es que nos falta todo para atrás”, argumentó y aseguró: “De a poquito vamos a ir haciendo las compras de acuerdo a la disponibilidad del Gobierno”.

Dichos del Jefe de Tierra del Fuego

Luego se le preguntó sobre los dichos del Jefe de Policía de la provincia de Tierra del Fuego, donde manifestó que hay pistas clandestinas que tienen origen en Santa Cruz por los escasos controles que hay. Al respecto comentó: “El que me avisa es el Subjefe de Policía de Tierra del Fuego, me llamó para disculparse por lo que había dicho su Jefe, `mirá, mi Jefe dijo esto, medio que lo sacaron de contexto, no quiso decir eso, pero si necesitan las disculpas formales las hacemos, no hay problema´”, contó y afirmó: “Quedó en eso, no trascendió más nada; no me quiero pelear y menos con una policía hermana que tenemos el mismo objetivo que es combatir la delincuencia y el  narcotráfico y no nos vamos a pelear por eso”. “Con lo poco que tenemos para pelear contra el narcotráfico, encima nos vamos a pelear con ellos, me parece que no corresponde” se explayó, y al ser consultado por el tema del narcotráfico explicó: “No tenemos muchas herramientas para trabajar contra el narcotráfico en realidad, lo que tenemos es el material humano, necesitaríamos un escáner móvil urgente porque con eso no solamente podríamos secuestrar droga, también sería preventivo”, y agregó: “Vamos a empezar controles en la Ruta Nacional Nº 40, donde no tenemos ningún control y la única manera de controlar es con el perro, porque es el más eficaz, porque yo pongo diez policías a controlar y es muy seguro que alguno me va a pasar la droga”. “Tengo que sacar los perros de acá para llevarlos a zona centro. Por eso, a principio del año que viene ya tengo todo para crear la División Canes en Piedra Buena, que va a cubrir San Julián, Puerto Santa Cruz, la ruta Nº 40 y el puente” especificó, y manifestó: “Otro de los problemas que hay es que no tenemos juez federal, eso nos complica un montón a nosotros porque no tenemos escuchas, porque de acuerdo a la disposición de la justicia se hacen escuchas y éstas nos llegan tarde, los CD llegan tarde, cuando escuchamos dicen hicimos, entregamos y todo”.

Luego comentó que cuando hicieron la reunión patagónica con los jefes de policía en la provincia de Neuquén, labraron un documento el cual fue enviado  a la Ministra de Seguridad de la Nación y “ya lo habíamos hablado en el Consejo de Seguridad, hablamos que sería conveniente que el sistema de escuchas volviera a cada capital provincial como era antes, no sé si fue por cuestiones políticas o qué es, que se llevó el sistema a Buenos Aires”, describió.

Ascenso del Cabo Primero

Más adelante, en la entrevista, el Comisario General ® fue consultado sobre el Cabo Primero de El Calafate, quien al momento de ascender tenía dos causas abiertas, una por el robo de autopartes y la restante por un accidente de tránsito. Al respecto comentó: “Nosotros nos enteramos cuando salió en los medios, eso fue en la gestión anterior y el Subjefe se encargó del tema y retomó las actuaciones que estaban paradas y estamos sobre el tema” aseguró, y contó: “En esos casos que han cometido delitos pedimos la cesantía; yo he sido claro siempre en eso y lo sigo sosteniendo y no me aparto de ese camino”. “De los últimos diez años, en éste hemos sacado más cesantías que otro jefe, no porque sea más malo, sino porque los expedientes estaban amontonados en distintas oficinas, estaban guardados, y hace dos o tres años no se los tocaba”, explicó y añadió: “No me pregunten por qué, porque no sé, pero no era uno. Yo en estos últimos cuatro o cinco meses he resuelto más de 100 expedientes del 2008 hasta ahora, algunos por cesantía, otros con sanciones, otros por inacción administrativa, pero los resolví”. “Porque esa cuestión que es lo que hacen, que al momento de ascender no se los ascienda porque tenía un sumario administrativo abierto y no se lo resolvió. Si hubo una falta en algún momento alguien lo tiene que resolver si es culpable o no; si es culpable, sanción, cesantía, o lo que corresponda, pero estamos limpiando. Nos quedan expedientes de este año, todos los expedientes viejos ya se resolvieron”, finalizó.

Junta de ascenso

Por último, el Jefe de Policía habló de la junta de clasificaciones, la cual ya finalizó su evaluación “y después del Día de la Policía lo vamos a sacar para que se hagan los reclamos que deban hacerse y contestarlos”, comentó y aclaró que “la de suboficiales va a ser un poco más tarde porque hay que ver si agregamos a algunos, pero el trabajo ya está hecho”. Al ser consultado por si se utilizó un nuevo sistema de evaluación sentenció: “Vamos a utilizar el reglamento que nunca se usó para ascender, ya que tenemos más oficiales superiores y jefes que oficiales subalternos, en lugar de tener una pirámide tenemos un rombo, ninguna institución seria puede funcionar así, porque no puede haber más gente que mande que la que recibe órdenes”. “Nosotros tenemos que trabajar para volver a armar la pirámide y eso significa que para ascender yo tengo que dar cupos o vacantes, las que se las pido al Gobierno y ellos me las autorizan, cuando se la pido a Gobierno le explico para qué las pido”, manifestó y explicó: “Qué hacían antes, había 40 comisarios para ascender y los 40 no tenían ningún impedimento, entonces los 40 ascensos iban a Gobierno y se firmaba”. A la vez que manifestó: “En algún momento alguien lo tenía que acomodar, si no lo acomodaba yo, quedaba bien con todos y no con la nueva estructura”.

“Con esta nueva reglamentación el trabajo para ascender se hizo y va a salir y hay muchos que quedaron afuera y seguramente se van a quejar, tienen que hacer los planteamientos que tengan que hacer, y nuestros abogados les contestarán si hay alguno que tenga razón lo vamos a ascender y si no la tiene no lo vamos a ascender”, concluyó.

Fuente: Tiempo Sur

Comentarios

comentar