Gran incertidumbre se genera en la Provincia de Santa Cruz por la posible liberación del barril de petróleo al precio mercado internacional, las notas presentadas por la cúpula de la UCR a nivel Nacional y lo opinión del CEO de YPF son las parámetros para entender la decisión del Gobierno Nacional.
Desde distintos sectores de la industria aseguran que los tiempos actuales se parecen a los vividos en la Argentina hace unos años “Liberar el mercado petrolero, la economía, la importación, Liberar el ajuste, es lo que indica el FMI (Fondo Monetario Internacional).
El primer indicio fue las declaraciones del presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez, quien mostró su acuerdo a que el país se dirija a una liberación del mercado de combustibles.
Para el CEO de YPF, el precio interno del crudo estará “totalmente” equiparado al internacional a partir del 1 de enero de 2018.
En ese sentido, señaló Gutiérrez que “tenemos que mirar la competitividad con Brasil. En el precio sin impuestos estamos casi igual. El problema es que los impuestos aquí son más altos”.

Lo propuesto por los referentes nacionales del radicalismo indican lo que el CEO de YPF propone, sin embargo, tres dirigentes de ese partido a nivel provincial se manifestaron en contra.

este tema fue cuestionado por dirigentes de la UCR de Santa Cruz, entre ellos, el senador nacional Alfredo “Freddy” Martínez, el diputado nacional Eduardo Costa y el intendente de Caleta Olivia, Facundo Prades, acaso el más duro respecto a esta situación.
“Me obliga como intendente de una de las ciudades petroleras más importantes del país a tomar una férrea posición en defensa de la actividad y el resguardo de los puestos de trabajo, para así garantizar la tan mentada paz social en la región”, expresó el jefe comunal.
“La decisión de mantener el precio sostén del barril en el mercado interno, luego de que bajó en el mundo de los 100 dólares a niveles de entre 40 y 55 dólares, fue tomada durante la gestión del gobierno anterior y fue una de las pocas medidas que avaló de esa gestión el actual titular del Ministerio de Energía, Juan José Aranguren”, mencionó.
“Por lo que les pido desde Caleta Olivia que no se tomen medidas que afecten las economías regionales y que podrían traer consecuencias fatales al futuro de todas las comunidades petroleras del país, confiando en que el ministro Juan José Aranguren priorizará, como lo hizo en su momento, el sostenimiento de la actividad en todo el territorio nacional”.

El Senador Freddy Martínez. que –siendo que integra la Comisión de Minería, Energía y Combustibles- no fue consultado por la nota de la UCR que plantea bajar el precio del “barril criollo”.
Con respecto a la nota que se menciona que ha sido presentada por la UCR, sostuvo: “Yo no puedo informarlo porque no fui consultado y no conozco el tenor de esa nota. Sí en más de una oportunidad le hemos pedido al Ministro –Aranguren- que se determine una clara política para que realmente se sostenga la actividad”.

Por su parte, Eduardo Costa, indicó al respecto que coincide con sostener el precio del barril criollo. “Me parece que Santa Cruz, como todas las provincias hidrocarburíferas, se vio perjudicada en los últimos siete años de gobierno kirchnerista cuando el barril de petróleo llegó a estar sobre 100 dólares, los santacruceños no pudimos cobrarlas a ese valor”, dijo al agregar que debe haber perdido 10 mil millones de pesos por esta situación.
Consultado, el mandatario comunal de Cañadón Seco Jorge Soloaga se expresó al respecto señalando: “entiendo necesario advertir gravemente que la crisis financiera que sobrevendrá en las provincias petrolíferas, así como el nivel de desocupación por despidos que implica una decisión de tamaña magnitud, van a provocar indefectiblemente un verdadero desastre social en la cuenca petrolera” señaló.
“Lo solicitado así, tan inocente y trivialmente, y que se hace en nombre de un aumento gradual y de sinceramiento tarifario por presuntos atrasos, constituye en realidad un acto inadmisible, por ignorancia o por funcionalidad al propósito oculto, que es el de aumentar la rentabilidad de las empresas del sector a costa del bolsillo y el esfuerzo bestial impuesto a los sectores populares”.
“Pedir aumento tarifario para que esa fiesta de unos pocos y poderosos mega millonarios la pague la ciudadanía y exigir la reducción del precio sostén del crudo es, en todo caso, un verdadero despropósito y un acto de lesa comunidad y lesa patria”, concluyó el presidente comunal.

Comentarios

comentar