Por iniciativa del Presidente de la bancada del PJ-FVS, Pablo Calicate, la localidad de Caleta Olivia podría volver a contar con una alternativa para garantizar el servicio de transporte público de pasajeros. Si bien es Prades quien tiene ahora la última palabra, en su votación, los concejales respaldaron la vuelta de Urbano S.E. para brindar una solución urgente a los vecinos más afectados.

Fue en la sesión del viernes-la segunda que los concejales caletenses celebran en lo que va del año- ocasión en la que Pablo Calicate presentó un Proyecto de Comunicación, cerrando una seguidilla de insistentes pedidos públicos que no tuvieron respuesta por parte del intendente de Cambiemos, para que dijera si acaso, frente a la ausencia de una propuesta de la Municipalidad para re establecer el transporte público, sería factible la vuelta de Urbano S.E.

En su artículo primero, el proyecto que contó con los votos de su autor, del edil Juan José Naves pero también con el valioso aporte del concejal oficialista Rubén Martínez, se solicita al ejecutivo Municipal que “de manera urgente y perentoria” ponga a resguardo “en predio bajo techo y cerrado, con vigilancia permanente” a las unidades de Urbano S.E., que actualmente están depositadas en un predio del Barrio Industrial.

Seguidamente, también piden a la comuna que informe sobre la situación dominial de los 19 vehículos integrantes del patrimonio de la empresa y un informe el estado económico – financiero desde enero 2012 hasta la actualidad.

La iniciativa de Calicate también advierte que para la puesta en marcha de la empresa es necesario que el municipio desista del conflicto de poderes planteado con el Deliberante, originado ante la disolución y liquidación de la empresa Urbano S.E., que quedó en “stand by” en el Tribunal Superior de Justicia.

Pero lo más trascendente es que el proyecto reclama al Ejecutivo, el efectivo cumplimiento de la Ordenanza 5243, aquella que debe disponer la integración del Directorio de Urbano S.E., necesario para que comience a prestar servicio a los vecinos de Caleta Olivia, entendiendo además que los choferes deben ser aquellos que otrora estuvieron en Autobuses Santa Fe, y hoy son subsidiados por la comuna.

Vale mencionar que oportunamente Calicate había lamentado que el desguace de la empresa pública de transporte local se diera en un marco de enfrentamiento político entre la gestión saliente en 2011 y la de José Córdoba. Fue esa “mezquindad” política lo que “dejó a los vecinos sin una empresa que era funcional y operativamente efectiva” y hoy “sería lamentable que volvamos a escondernos en motivaciones políticas para no devolverle a los vecinos el servicio” mencionó el concejal justicialista, esperando que el intendente Prades “tome la mejor de las decisiones pensando en los vecinos más afectados por la falta de colectivos desde hace más de tres meses”.

Comentarios

comentar