Zona Norte Santacruceña.

En estos últimos días del año, distintos actores de la actividad petrolera, pronostican un 2016 con inevitable perdidas de fuentes de trabajo y Empresas en situación de imposibilidad de hacer frente a sus obligaciones salariales a partir de los primeros meses del año próximo a iniciarse.

Se trata, según coinciden referentes de la actividad, de una crisis que se profundizará debido a la baja actividad que en algunos casos ya es superior a un cincuenta por ciento menos que la habitual, en la cuenca del golfo y en especial en la zona norte de Santa Cruz.

La crisis es de tal magnitud que algunas empresas están preparando sus “Procedimientos  de crisis” ya que sostener su estructura de costos es imposible con este panorama.  Algunas compañías de servicios, admiten que esta situación se agrava por las deudas que las operadoras mantienen con las contratistas , las que a esta altura de los acontecimientos,  implican sumas millonarias, y que en especial YPF sería la Operadora que mas obligaciones sin cancelar tiene hacia las Empresas prestadoras de distintos servicios en la actividad.  Los sectores más afectados serían los vinculados a la perforación y por ende a los servicios que se requieren en ese rubro.

Los sectores más afectados serían los vinculados a la perforación

La falta de trabajo en el Yacimiento está generando una creciente  incertidumbre ya que en nuestra zona norte de Santa Cruz son miles las fuentes de trabajo en forma directa y otras miles de forma indirecta que genera esta principal actividad extractiva. De igual manera, resulta evidente que con este escenario se verán afectadas las arcas de las provincias y Municipios que en concepto de regalías Petroleras perciben todos los meses. Llama la atención la escasa preocupación e inacción que al menos públicamente se observa en representantes Municipales y Provinciales sobre una actividad que resulta ser el motor de la Economía Provincial y Regional.

EL ROL DE LOS GREMIOS

Distintas voces se han escuchado en los últimos días de representantes gremiales, tanto en Chubut como en Santa Cruz, todas coinciden en lo grave de la situación, ya que son conocedores de como la actividad venía en baja, pero que comenzó a reducirse notablemente en estas últimas semanas. En este sentido, se advierten algunas reacciones como es el caso de Comodoro Rivadavia que decidió generar por estas horas una gran movilización en defensa de las fuentes de trabajo y la actividad que claramente mueve la economía de la zona. En esta dirección, se conoció en las últimas horas que el Sindicato que conduce José Lludgar, en reunión de Comisión Directiva y Cuerpo de Delegados, decidió aprobar la moción del Secretario General, “de plegarse a los gremios hermanos y los representantes de sus trabajadores en la iniciativa propuesta por el Sindicato de base en Chubut”, para este lunes 28 de diciembre, en Comodoro Rivadavia, donde participarán de una “manifestación pacífica y familiar”  concentrándose  en la Catedral San Juan Bosco de la zona céntrica de la ciudad. El gremio de base de Santa Cruz, expresó públicamente en reiteradas oportunidades su objetivo de sostener las fuentes de trabajo, afirmando entre otros conceptos que “desde el Gremio no vamos a dejar abandonado a ningún compañero”.

Superar este contexto de crisis será una tarea no fácil, pero dependerá fundamentalmente de como cada actor de la actividad petrolera asuma su rol y con qué estrategia avanzaran en pos de sostener una actividad cuya crisis es ante todo internacional, y que se agrava por el marco inflacionario actual del país y deudas de las operadoras a las prestadoras de servicio.

Comentarios

comentar