Todo indica que en su última sesión (jueves 21 de agosto 2013) fue aprobado el proyecto de ley n| 098 presentado por la diputada María José Llanes y el diputado Adolfo Mariñanco, que tomo estado parlamentario el día 2 de julio de 2013, que tiene por objeto regular, en el ámbito de la Provincia del Chubut, la disciplina de Equinoterapia como actividad terapéutica de habilitación y rehabilitación para personas con discapacidad. Recordemos que el presente proyecto fue presentado en el año 2011. Que es la primera ley al respecto que se dicta en el país y su importancia de ser utilizada como una alternativa en la rehabilitación de las personas con discapacidad.

¿Cómo define a la Equinoterapia?

La ley, define de la siguiente manera: Equinoterapia: Disciplina integral y complementaria de las terapias médicas tradicionales para la habilitación y rehabilitación de discapacidades humanas mediante el uso de un caballo apto, certificado y debidamente entrenado, realizada por personas profesionalmente capacitadas y en lugares destinados exclusivamente para este fin.

¿Que son los Centros de Equinoterapia?: Entidades destinadas a prestar servicios de Equinoterapia que cuentan con infraestructura física, personal y equipamiento idóneo para dicha actividad, reglamentada bajo los parámetros definidos en la presente ley.

Estipula que “la práctica de la Equinoterapia será considerada en la Provincia del Chubut como una terapia de habilitación y rehabilitación” y que “dicha práctica terapéutica será incorporada al Sistema de Prestaciones Básicas en Habilitación y Rehabilitación Integral a favor de la Personas con Discapacidad”.

“La Equinoterapia como actividad de habilitación y rehabilitación podrá ser practicada por las personas con discapacidad en sus diferentes problemáticas”, prevé dicha iniciativa parlamentaria. A tales efectos de la presente ley, la personas deberán acreditar su discapacidad conforme lo establecido por el artículo 3° de la Ley I N° 296.

¿Qué personas pueden solicitar esta forma de rehabilitación?

Las personas con discapacidad que requieran la habilitación o rehabilitación mediante la disciplina de Equinoterapia, deberán presentar un certificado médico del especialista tratante en donde se especifique el diagnóstico médico y se detalle las características de la discapacidad y los límites que deberán observarse por parte de las instituciones y los profesionales que brinden tal disciplina.

¿Quiénes deben autorizar la práctica?

Los representantes legales de menores o incapaces deberán autorizar expresamente la práctica de Equinoterapia.

¿Cómo deben estar conformados los Centros de Equinoterapia?

Así la ley habla en el Capítulo II se establece que “la Equinoterapia deberá ser desarrollada por un equipo interdisciplinario, cuya conformación dependerá de los requerimientos del caso a tratar, debiendo formar parte del mismo, como mínimo, un profesional del área de salud y un instructor de equitación”.

Se establecerá por vía reglamentaria el tipo de curso o formación con que deberán contar los integrantes del equipo interdisciplinario para poder desarrollar la actividad.

¿Qué servicios deben tener estos centros?

Los Centros de Equinoterapia deberán poseer lo siguiente: Un servicio de emergencia contratado que cubra a las personas que practiquen la Equinoterapia, y un seguro que cubra a los que practiquen dicha disciplina.

Los Centro de Equinoterapia deberán contar con las instalaciones y características que serán establecidas mediante la reglamentación de la presente ley.

¿Cuáles son las necesidades estructurales de este Centro?

Todas las áreas y servicios de los Centros de Equinoterapia deberán cumplir con las normas de accesibilidad establecidas por Ley N° I N° 296.

Los Centros de Equinoterapia deberán contar con los materiales para el trabajo en pista establecidos mediante la reglamentación de la presente.

¿Cómo deben registrarse y habilitarle estos Centros?

Los Centros de Equinoterapia deberán registrarse en la Dirección Provincial de Regulación de Políticas Sanitarias, Fiscalización, Matriculación y Control de Calidad, dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia del Chubut. Dicha Dirección determinará las diferentes categorías de acuerdo con las instalaciones que posean y la composición del equipo interdisciplinario.

Para lograr el registro correspondiente los Centros de Equinoterapia deberán cumplir, como mínimo, con los siguientes requisitos: Poseer un profesional del área de salud y un instructor de equitación.

Se debe acreditar lo establecido en los artículos 9°, 10 y 11 de la presente ley.

¿Requisitos de los equinos a utilizar por los Centros?

En el Capítulo III, refiere acerca de los equinos, precisando estos aspectos y requerimientos: Los equinos destinados a estas prácticas deberán ser debidamente adiestrados a tal efecto, debiendo tener las características adecuadas de mansedumbre, altura apropiada y todas aquellas necesarias para ser puestos al servicio de personas con discapacidad, debiendo evitarse su uso para otras actividades que no sean terapéuticas.

El tipo de entrenamiento que deberán tener los equinos destinados a esta disciplina será fijado mediante la reglamentación de la presente ley.

¿Cuál es la Autoridad de Aplicación Provincial?

La Autoridad de Aplicación de la presente ley será el Ministerio de Salud del Chubut o el organismo que en el futuro lo remplace; la cual se encargará del diseño y control de las políticas públicas para efectivizar las disposiciones de la presente ley.

Las funciones de la Autoridad de Aplicación serán las siguientes: Controlar la acreditación de la capacitación y formación correspondiente de los profesionales del área de salud, del área de educación, de los instructores de equitación y demás auxiliares que se dediquen a esta disciplina. Llevar adelante el control de la normativa y velar por el correcto funcionamiento de los centros de Equinoterapia, realizando controles periódicos y Coordinar las acciones que correspondan para el cumplimiento de la presente ley.

Desde la sanción de la presente, toda organización o institución que desarrolle actividades terapéuticas con caballos y los Centros de Equinoterapia propiamente dichos que funcionen en el territorio provincial, deberán adecuar sus instalaciones conforme a las disposiciones establecidas en esta ley, en un plazo de doce (12) meses.

¿Qué tiempo tiene el P.Ejecutivo Provincial desde la aprobación de la ley para su reglamentación?

El Poder Ejecutivo Provincial reglamentará la presente ley dentro de los 180 días a contar desde su promulgación.

¿Cuáles Fueron los fundamentos para sustentar el proyecto presentado y la necesidad de su sanción legal?

“La salud es un proceso dinámico en el que participan aspectos psicológicos, fisiológicos, ambientales y espirituales. La Equinoterapia es un método terapéutico y educacional, que tiene al caballo como Mediador/Facilitador Terapéutico, y su ambiente como medio dentro del abordaje multidisciplinario, en las áreas de salud, educación y equitación, buscando el desenvolvimiento bio-psico-social, de personas con necesidades especiales,

impedimentos, incapacidad, discapacidad (OMS 1980) así como también otras enfermedades. Así, ella es una disciplina integral, considerada complementaria de las terapias médicas tradicionales para la habilitación y rehabilitación física y emocional de distintos tipos de pacientes”, se fundamenta.

“Dicha disciplina pertenece a las llamadas Zoo terapias, o sea las terapias asistidas por animales. Siguiendo a Edith Gross, para que se pueda hablar de equinoterapia se requiere la participación de un equipo multidisciplinario, configurado en función del tipo de discapacidad a tratar. El contacto con el caballo proporciona múltiples sensaciones que influyen positivamente en los ámbitos social, sensorial y motórico. La citada autora sostiene que fue en el Congreso Internacional de Equinoterapia, efectuado en 1988 en Toronto, Canadá, donde se estableció la división aceptada a nivel internacional de la equinoterapia en tres áreas: Hipo terapia; Monta terapéutica y volteo, y Equitación como deporte para discapacitados. Cada área está dirigida a diferentes tipos de discapacidades utilizando estrategias terapéuticas distintas”, aseveran.

“La equinoterapia como término global de las tres áreas abarca la integración de cuatro ámbitos profesionales diferentes: Medicina, Psicología, Pedagogía y, Deporte (la equitación como deporte dará a personas con cierta discapacidad física y funcional la oportunidad de integrarse plenamente a la vida deportiva).

Según el tipo de discapacidad del paciente se aplica el hipo terapia o la monta terapéutica. El avance terapéutico permitirá a veces, cambiar de la hipo terapia a la monta terapéutica, lo cual permite al paciente la oportunidad de practicar la equitación como futuro deporte.

El caballo pone al servicio de la acción terapéutica determinadas características específicas: La transmisión de su calor corporal; la transmisión de impulsos rítmicos y la transmisión de un patrón de locomoción equivalente al patrón fisiológico de la marcha humana.

Estas tres características se convierten en los tres principios terapéuticos en los que se basa la equinoterapia, que actúan en todo momento sobre el jinete sea una persona discapacitada o no (Gross, 2006). Y, de tal manera, produce beneficios en tres áreas: el área motriz, el área psíquica y el área cognitiva de las personas.

La equinoterapia en el área psicomotriz está indicada para los siguientes cuadros clínicos: Parálisis cerebral (espásticas, atetósica, atáxica, hipotónica); Esclerosis múltiple; Síndrome de Down; Secuelas de traumatismo craneoencefálico con disfunción motora; Osteocondrosis, con tensiones musculares; Cifosis; Lordosis; Distonía de torsión; Disfunción cerebral mínima; Hiperkinesia; Deficiencia de la coordinación psicomotriz; Problemas de atención y concentración mental y Paraplejia, Hemiplejia.

En otras áreas es importantísima su aplicación en Neurosis y psicosis; Enfermedades psicosomáticas; Anorexia nerviosa y Toxicomanía.

En cuanto a las contraindicaciones, no es recomendable la equinoterapia en aquellos casos donde no se debe movilizar y donde existen procesos inflamatorios, como por ejemplo: luxación de cadera, displacia de la cadera, hernia de disco, espina bífida, trombosis con peligro de embolia, enfermedades orgánicas inflamatorias, distrofia muscular, hemofilia, Insuficiencia cardíaca.

Es importante señalar que ningún operador (excepto el que tenga una preparación profesional médica) puede dar un diagnóstico del paciente que diga si está indicada la equinoterapia; antes de empezar la terapia se debe solicitar una revisación médica al paciente (general y ortopédica) y un certificado médico firmado por el médico correspondiente para asegurarse de que no existe ninguna contraindicación para realizar la equinoterapia.

El método alternativo de equinoterapia requiere la atención de un equipo multidisciplinario. Siguiendo a Edith Gross, la capacitación de terapeutas para la equinoterapia se enfoca principalmente en el aspecto fisioterapéutico pero también hay que tener conocimientos y experiencias en el manejo psicológico y pedagógico. La tarea no se debe reducir sólo a un manejo físico del paciente, porque el mismo asiste a las sesiones no sólo por disfunciones físicas sino que padece también de fuertes problemas psicológicos. (Gross, 2006).

En síntesis, lo que todo operador debe saber es: Distinguir y conocer las diferentes patologías y sus características; Tener práctica en el manejo de discapacitados y sus necesidades inmediatas; Haber realizado el curso de primeros auxilios; Conocer las patologías más comunes que se tratan con la equinoterapia, y Todos los ejercicios y actividades que requieren los tratamientos terapéuticos tratados con este sistema.

Existe gran cantidad de estudios que demuestran claramente que la equinoterapia es un tratamiento no invasivo, en ciertos casos complementario, que forma parte de un conjunto de acciones terapéuticas relacionadas con el sistema de salud, aumentando el desarrollo de las potencialidades y generando nuevas capacidades.

¿Que Antecedentes Históricos existen de su utilización?

Existen registros históricos de la utilización del caballo con finalidades terapéuticas, desde tiempos antes de Cristo hasta la fecha. Su importancia y desarrollo puede verificarse en diferentes organizaciones internacionales que la avalan, como la CanTRA (Canadian Therapeutic Riding Association) y la ACZOA (Asociación Colombiana de Zooterapia). A la vez que diferentes asociaciones médicas y psicológicas la recomiendan en sus publicaciones.

La aplicación de la Equinoterapia se ha ido generalizando paulatinamente como consecuencia de su gran utilidad médica, existiendo actualmente varias entidades con y sin fines de lucro que se dedican a la aplicación de esta técnica, pero aun no han sido definidos los presupuestos mínimos que regulen las condiciones de desarrollo y ejecución de esta actividad en nuestra provincia. Por lo cual, y a fin de lograr un óptimo desarrollo de esta terapia, es fundamental establecer condiciones mínimas que deberán cumplir quienes deseen dedicarse y realizar esta terapia.

Cabe mencionar que en nuestra provincia, mediante la Ley I N° 296, se ha estableció el Sistema Provincial de Protección Integral a las Personas con Discapacidad. El objetivo de la misma es promover la integración social y el desarrollo de las personas con discapacidad, procurando la equiparación de accesibilidad y oportunidades y la mejora en su calidad de vida, conforme lo dispone en su artículo 1°. Por ello, por todo lo especificado en los párrafos anteriores y, por la importancia de la Equinoterapia como tratamiento de distintas discapacidades, creemos fundamental su regulación y la inclusión de su cobertura como prestaciones de rehabilitación; terapia educativa; rehabilitación psicofísica; rehabilitación motora, de personas con discapacidad, conforme lo establecido por la mencionada ley.- Esperemos que este antecedente sea tomado al igual por otras provincias donde pueda desarrollarse esta prácticas que permitan mejorar en todo o en parte la las personas con alguna discapacidad.

 

Comentarios

comentar